Jueves 23 mayo 2019

Logo Central America Link

Buenas señales

Viernes 25 noviembre, 2011


Alfred Kaltschmitt
Prensa Libre, Guatemala

La aprobación del Presupuesto General de la Nación envía buenas señales por doquier. Indica que el enquistamiento clientelar “peajero” de las bancadas legislativas se puede combatir con liderazgo, mano firme y presión pública. Y que esta combinación, aunada a un buen manejo de los operadores políticos, abre escenarios de viabilidad y gobernabilidad muy esperanzadores para el próximo gobierno. Que el presupuesto se haya aprobado con el voto de cien diputados, sin pasar por home pagando peaje, es bueno.

Que se haya hecho público que el próximo gobierno no cederá al chantaje para la aprobación de leyes, aún mejor. Y si a esto se le agrega que ya no se podrán utilizar las ONG como fachada de las consabidas movidas chuecas, la operación política no pudo haber salido mejor. Y hasta hubo guindas al pastel con los blindajes que se le pusieron al próximo presupuesto, lo cual evitará insanas transferencias hacia gavetas opacas.

Los nombramientos del gabinete de la próxima administración han sido bien recibidos, tanto por su selección como por la calidad y preparación de los próximos ministros. De estos me alegra que Érick Archila haya sido nombrado ministro de Energía y Minas. Colega y ahora expresidente del medio donde he transmitido mi programa EsteOeste desde hace casi siete años, Érick posee la experiencia y las credenciales académicas necesarias —ingeniero industrial con dos maestrías en Finanzas y Mercadeo— para sacar adelante uno de los ministerios más estratégicamente importantes del país. Además, tiene juventud y deseos de ayudar a su país, como lo platicamos tantas veces durante su gestión periodística.

En ese ministerio recae la responsabilidad de promover, atraer y desarrollar la inversión necesaria para explotar “correctamente” nuestros recursos naturales y minerales. Como lo he escrito innumerables veces, Guatemala posee 38 cuencas hidrográficas, una red de 27 mil kilómetros lineales y un volumen de escorrentía total de cien millones de metros cúbicos por año, distribuidos entre las tres vertientes. Esto significa un potencial de generación hidroeléctrica de 10 mil megavatios, de los cuales, seis mil están comprobados pero se aprovechan muy poco.

Leer más...