Viernes 17 septiembre 2021

Logo Central America Link

Comenzó la especulación

Jueves 19 enero, 2012


Wilmer Pérez
La Prensa, Honduras

Lo que se veía venir: a raíz del aumento al salario mínimo, el precio de los productos de la canasta básica en los mercados han sufrido alzas escandalosas, al grado que los lácteos y sus derivados subieron hasta seis lempiras.

El poco control de las autoridades y el argumento de los ganaderos de que la producción ha bajado por falta de lluvias me dejan boquiabierto. Por mucho que digan, en Honduras no ha parado de llover desde el año pasado, así que ese ardid no es válido. Además, el incremento del salario aprobado en el campo es mucho menor que el de la ciudad.

Otra justificación es que los ganaderos se están dedicando ahora al cultivo de palma porque les deja más ganancias que la producción de leche. Esto quiere decir que a éstos les interesan más sus ingresos que la alimentación del pueblo, sobre todo los niños.
Otro factor es que áreas como Río Lindo, Choloma, Potrerillos y San Antonio de Cortés están sembrando productos que generan biomasa para el consumo de las calderas de los parques industriales, y las haciendas están también cultivando estos productos para generar energía tal como caña de azúcar, remolacha, derivados de la madera, etc.

El cambio ha sido drástico, pues apenas en 2010 se producían unos 700 millones de litros de leche gracias a los cientos de productores distribuidos en Atlántida, Cortés, Colón y Olancho. Hoy estos lecheros han desaparecido.
Si no hay leche fluida ¿qué harán las plantas procesadoras? Pues utilizar leche en polvo; de hecho la están usando desde hace varios años por la disminución de los hatos ganaderos.

Si no hay leche fluida ¿qué harán las plantas procesadoras? Pues utilizar leche en polvo; de hecho la están usando desde hace varios años por la disminución de los hatos ganaderos.

Leer más...