Miércoles 22 septiembre 2021

Logo Central America Link

El complemento de la reforma fiscal

Miércoles 25 enero, 2012


Oscar Clemente Marroquín
La Hora, Guatemala

Luego de haber leído detenidamente los términos de la propuesta de ley para la reforma fiscal que presentará el gobierno, ratifico mi criterio de que es absolutamente necesaria y que tiene que ser aprobada como un instrumento para facilitar el desarrollo del país, pero al mismo tiempo debo decir que es imperativo insistir en el complemento esencial que hará esa reforma significativa para Guatemala y no es otra cosa que el énfasis en la calidad y transparencia del gasto público, puesto que de lo contrario estaremos aumentando la mesada a los sinvergüenzas sin que los guatemaltecos puedan percibir los beneficios del mayor sacrificio de los contribuyentes.

Me parece absolutamente lógico y contundente el razonamiento que se hace sobre el tema de los impuestos indirectos, especialmente el del Valor Agregado, porque coincido en que el mismo se vuelve muy injusto cuando se ve que porcentualmente con relación a sus ingresos, para mucha gente significa ni más ni menos que el doce por ciento del total, porque grava todo lo que se necesita para la subsistencia, mientras que para los que tienen capacidad de ahorro no llega a ser una tajada tan significativa del total de sus ingresos.

Creo que las reformas al Impuesto Sobre la Renta son la vía adecuada para elevar la carga fiscal y que si se acompañan de medidas como la Ley Antievasión II y la Ley del Enriquecimiento Ilícito, estaremos creando una plataforma para emprender el camino de cumplir con las cacareadas metas del milenio que se han entrampado no sólo por la ineficiencia del sector público, dedicado prioritariamente a la corrupción y no a servir a la gente, sino que también por la falta de recursos.

Y es que si logramos que cese la corrupción en el país o, para ser realistas, disminuya sensiblemente, habrá además del ingreso adicional un alto remanente de recursos para poder invertir en el desarrollo de la gente y eso es fundamental. De todas las críticas que se hacen a cualquier propuesta de reforma fiscal, la única que resulta irrefutable es la de quienes argumentan que no hay que pagar más impuestos porque eso únicamente sirve para que los funcionarios roben más. Contra eso hay poco que decir, pero si el gobierno da muestras de que no está para apañar sinvergüenzadas y nos alecciona enviando al bote a unos cuantos corruptos, creo yo que se dará el complemento perfecto para la propuesta evidentemente técnica de una reforma fiscal coherente con las necesidades y posibilidades del país.

Leer más...