Domingo 28 noviembre 2021

Logo Central America Link

El Salvador: hacia la baja

Martes 15 mayo, 2012


No hace mucho tiempo, El Salvador fue una historia de éxito centroamericano, impulsado en parte por un sector privado dinámico, cuyos negocios se expandieron por toda la región. En los últimos años, sin embargo, el escenario económico del país se ha vuelto sombrío, caracterizado por un crecimiento débil y altos niveles de deuda.

Un problema importante es que El Salvador ha sido casi ignorado por los inversores extranjeros. El año pasado, el país recibió solo $386 millones en inversión extranjera directa, por mucho, la cantidad más baja en la región, ya sea en términos absolutos o por persona.

Se esperaba que los préstamos de bajo costo de los organismos multilaterales compensaran la baja en la inversión. Pero ahora, incluso esta solución es dudosa. Como resultado del fracaso de El Salvador para mantener su déficit fiscal a un máximo del 2,5% del producto interno bruto, el Fondo Monetario Internacional ha suspendido un préstamo de $790 millones, que había garantizado la virtud de un acuerdo stand-by. El año pasado, el déficit de El Salvador alcanzó el 4%.

El Fondo dice que “su decisión es negativa para el país, que es altamente dependiente de la ayuda multilateral, teniendo en cuenta sus perspectivas de crecimiento débil, y el alto nivel de endeudamiento, así como la baja de la inversión extranjera directa”.

Una encuesta reciente mostró que el presidente Mauricio Funes tiene el mayor índice de popularidad que cualquier líder de centroamericano.

Pero esta calificación favorable quizás no durará mucho tiempo, ante los resultados económicos, que siguen siendo pobres.
Una indicación de posibles fisuras en la popularidad de Funes se produjo el mes pasado, cuando Héctor Dada renunció como ministro de Hacienda, por estar en desacuerdo con las políticas económicas del presidente.