Lunes 14 octubre 2019

Logo Central America Link

En Colombia se venden los computadores más baratos

Viernes 03 febrero, 2012


Colombia/El Expectador - En julio del año pasado, la empresa mexicana Lanix aterrizó en Colombia. Tras varios años de estudio del mercado tecnológico de América Latina y una presencia de más de 15 años en Chile, sus directivos destinaron una inversión inicial de US$3 millones en la construcción de infraestructura logística para ofrecer sus computadores en el país gracias a una alianza con la cadena de tiendas Falabella.

La decisión estuvo basada en dos hechos puntuales: el crecimiento de US$4.000 en el ingreso per cápita de los colombianos durante los últimos cuatro años, y la política del Gobierno de fomentar el uso de la tecnología tanto al eliminar el IVA para cierto tipo de computadores (por debajo de $1’740.000) como rebajar en un 5% su arancel.

“Cualquier mejora que facilite el acceso a internet se va a traducir en una mejoría económica para el país”, sostiene Manuel Nieto, gerente comercial de Lanix, marca que, gracias a estas políticas, ha fijado dos segmentos de precios para sus equipos: el primero, para los computadores entre $600.000 y $1 millón, y el segundo para aquellos cuyo valor no exceda los $1,5 millones.

“Los computadores en este último rango permiten crear contenido, mientras que aquellos por debajo de $1 millón, básicamente permiten consumir internet”, explica.

Estos beneficios contribuyeron tanto a la llegada de nuevos competidores como a la expansión de las compañías que ya se encontraban en el mercado. Por eso, de acuerdo a cifras del DANE, el sector de telecomunicaciones creció 9,5% en septiembre pasado frente al mismo mes de 2010, consolidándose así como el mejor avance de los últimos cuatro años.

“Esta medida ha contribuido a cerrar la brecha digital en Colombia, porque no sólo beneficia a las personas naturales sino también a las compañías, a las cuales les permitió adquirir tecnología de calidad dentro de un estándar mundial. Además, hay que indicar que no afectó el recaudo impositivo del Estado”, señala Marcela Perilla, gerente general de Dell en el país.

Pero este impacto no sólo obedece a una política de precios. En 2011, y como parte del plan Vive Digital, con el que se busca sumar 8,8 millones de conexiones en 2014, el Ministerio de Tecnologías de Información y las Comunicaciones (TIC) inició un programa de subsidios y eliminación del IVA para todos los hogares de estratos 1 a 3 que adquieran una conexión a internet.

El primer gran impacto fue un crecimiento en la penetración de internet del 60% en el estrato 1 y del 32% en el 2, entre junio y septiembre de 2011. Pero el segundo podría ser mucho mayor: para 2012, el Ministerio se encuentra reestructurando su política de subsidios (actualmente trabaja en el nuevo modelo con la Comisión de Regulación de Comunicaciones) con el fin de que los beneficiaros lo empleen para adquirir una nueva conexión o un computador.

Así se abre un nuevo mercado para los fabricantes, quienes, para aprovechar los beneficios establecidos en el pasado, habían mejorado la calidad de sus equipos. Y mientras Dell fortaleció su estrategia con Intel para integrar los más recientes avances de procesamiento a sus terminales, Lanix fue el primer fabricante en traer Wireless Display, tecnología que permite enviar señales de audio y video a una pantalla sin necesidad de cables.

Ahora, los fabricantes trabajan fuertemente para establecer alianzas, tanto con proveedores de internet como con grandes superficies, que le permitan al usuario adquirir un paquete completo de servicios al momento de realizar su compra (ver recuadro).

Otro punto importante es el servicio al cliente. “Hemos implementado la garantía a la inversa: recogemos el equipo, lo arreglamos en nuestro centro de servicio más cercano y se lo devolvemos a su dueño”, comenta Nieto, quien espera que su compañía incursione en 2012 en lo segmentos de teléfonos móviles y tabletas.

Sin duda, estas estrategias reportarán crecimientos en ventas tanto para él como para sus competidores, pues estudios de consultoría establecen que la penetración de computadores en el país apenas llega al 25%. Un indicador tímido para un mercado que ha demostrado dinamismo. Y un buen futuro.

Fuente: El Expectador