Jueves 12 diciembre 2019

Logo Central America Link

Energía: la región más que nunca depende del petróleo

Martes 28 agosto, 2012


La energía renovable se ha hecho más importante en los últimos años, pero todavía representa menos del 15% de toda la energía generada en la región.

En cuanto al gas natural se refiere, Guatemala anunció la semana pasada que está planificando una planta de 200 megavatios en Puerto Barrios, en la costa atlántica del país, la cual consumiría gas natural.

El combustible se importa en forma líquida, conocido como GNL. Cuando llega al puerto, el GNL se convierte de nuevo en gas, y luego es enviado por gasoductos a las plantas energéticas.

Mientras que la combustión de gas produce dióxido de carbono, las emisiones son menores por un tercio a las generadas por la quema del petróleo. Además, el gas cuesta menos de la mitad que el petróleo, para la misma producción de energía.

Sin embargo, el costo de la construcción de instalaciones portuarias especializadas, junto con los sistemas de distribución, hasta el momento ha sido un impedimento para la región, que en la actualidad no cuenta con una sola planta de energía que queme gas natural.

Peor aún, América Central en los últimos años no ha logrado mantener la producción energética con base en las fuentes hidroeléctricas, que en 2008 representaron sólo el 41% de la producción total de energía en la región, frente al 66% en 1990, según un informe del Instituto de las Américas.

El resultado de estos factores ha sido un aumento en la dependencia en el petróleo, que pasó de un 30% de la producción total energética centroamericana a casi la mitad, en el mismo período.

"La región está por lo tanto cada vez más expuesta a la volatilidad del mercado petrolero, como la generación termoeléctrica depende del petróleo importado y diésel como materia prima", dicen los autores del informe, Jeremy Martin y Juan Carlos Posadas.

Centralamericalink.com recientemente planteó la cuestión de la falta de gas natural en la región, y señaló que los proyectos para llevar el gas natural al istmo son todavía remotos.