Jueves 23 mayo 2019

Logo Central America Link

Enfrentamiento por energía eléctrica

Miércoles 23 noviembre, 2011


Rafael Delgado Elvir
La Prensa, Honduras

Como en toda dura y reñida pelea, aquí también están en juego millones de dólares, disputados entre dos contendientes que lanzan duros golpes y amenazan por entrar por todos los ángulos descubiertos del enemigo. Acusaciones y duras reacciones de los mensajeros y portavoces; réplicas y aclaraciones entre los dos sectores sin ahorrar palabras para demostrar las perversas intenciones del contrario y de las sanas intenciones propias. De eso se trata el alboroto de los últimos días provocada por el gobierno actual y la bancada mayoritaria en el Congreso Nacional que en al aprobar la generación de energía eléctrica a través de un contrato de emergencia por diez y seis años ha desequilibrado las fuerzas en el mercado.

La historia se repite: los mismos métodos que dieron el poder sobre el mercado a los que ahora se sienten desplazados.

En definitiva es de conocimiento público que todo escándalo llevado a los niveles actuales se da porque muchísimo está en juego. Piensen los lectores no solamente en lo rentable que es el negocio de producir el necesitado servicio de energía eléctrica para un mercado que ha estado en crecimiento y lo seguirá siendo. Es necesario concederle también un espacio al análisis sobre los valiosos recursos naturales que se controlan en el negocio energético. Con solo mencionar la expansión en la propiedad sobre la tierra y sobre las cuencas hidrográficas que esto implica y ya cualquiera se dará cuenta de las dimensiones del negocio con sus implicaciones veladas para el país, las comunidades y sus habitantes.

El tema resulta un caso clásico de la lucha de los fuertes grupos en el país y en la región operando unos para mantener el poder y otros ascendiendo para quitarle el negocio a otros quienes hasta ahora gozan de la situación del mercado imperfecto y de las mismas actuaciones improvisadas de los gobernantes anteriores. Para los que están en la pelea, saben que la generación de energía seguirá siendo un buen filete. Pero el mercado evoluciona y se adapta a las nuevas realidades de un mundo que lentamente descubre los límites de la economía del petróleo.

En resumen, más que tomar partido por uno de los sectores que se encuentran acomodándose a las nuevas circunstancias del mercado energético en constante crecimiento, corresponde más bien exigir de los sectores económicos y políticos del país involucrados en cuentas claras, rendición de cuentas y planes transparentes para dirigir la política energética a un rumbo que esté más en función de los objetivos de mitigación del cambio climático y de provisión de un servicio clave para el desarrollo del país. Así como en otros ámbitos de la política nacional necesitamos librar las instituciones del sector energético de las manos de intereses particulares y hasta ilegales; de la gestión de este sector en función de cálculos de poder. La generación de energía es tan trascendental para nuestras vidas que sería muy irresponsable dejarla en manos de los que ahora se enfrentan por una buena cuota del mercado.

Leer más...