Domingo 12 julio 2020

Logo Central America Link

Honor compartido

Miércoles 20 octubre, 2010


José Samaniego Ponce
La Prensa, Honduras

Se trata de Peter Diamond, Neil Mortensen y Christopher Pissarides. Los dos primeros son economistas estadounidenses: Diamond, profesor de MIT, y Mortensen, de Northwestern University, y el tercero es un profesional de origen chipriota que enseña actualmente en el London School of Economics de Inglaterra.

Diamond es pionero en el estudio de lo que la teoría conoce como “el proceso de investigación de mercado” o “búsqueda de mercado” que oferentes y demandantes realizan para emparejar sus propuestas o calzar la oferta y la demanda; mientras que los segundos utilizan el instrumental de Diamond para entender las imperfecciones que se producen en el mercado de trabajo.

La teoría clásica sostenía que, en ese ambiente ideal del mercado perfecto, compradores y vendedores se encontraban inmediatamente sin incurrir en costos y con información perfecta cada uno del otro y que, en forma casi automática, lograban calzar la oferta y la demanda llegando a un resultado óptimo para las partes. Pero el mercado, en la realidad, dista de funcionar como describe la teoría, y eso explica por qué, entre otras cosas, subsiste el desempleo aún cuando existe oferta de trabajo disponible o muchos puestos vacantes en el mercado. 

Existen en realidad muchos costos y se generan muchas fricciones el momento en el que el trabajador investiga las opciones de trabajo que dispone y las contrasta con sus habilidades y su situación actual. De la misma manera, las dificultades y fricciones en las que incurre un comprador en encontrar al vendedor de un bien o servicio cualquiera son altas, y éstos se elevan aún más cuando el comprador trata de buscar al vendedor que le ofrezca un producto que calce exactamente con sus requerimientos técnicos, de calidad, de uso, etc. 

Por lo tanto, los altos costos de investigación y las dificultades en emparejar oferta y demanda dificultan que la transacción se realice en forma eficiente al precio de mercado. La conclusión es que mientras más generosos son los beneficios sociales, menor la movilidad y mayores los costos laborales, mayor es el nivel desempleo y el tiempo que demanda a los trabajadores encontrar un puesto de trabajo. 

Leer más…