Sábado 18 septiembre 2021

Logo Central America Link

La gran Colombia: surgen las inversiones colombianas

Martes 31 enero, 2012


Colombia se está convirtiendo en una potencia de inversión. Este año, Colombia espera recibir $10 mil millones de inversión directa, solo en petróleo y minería. Y en los últimos años se han registrado inversiones en el exterior de casi tanto como las que ha recibido de otros países.

Una gran cantidad de capital colombiano se va a los países de Centroamérica, donde Colombia ahora se está acercando a México en el segundo lugar en el total de inversiones en la región, detrás de Estados Unidos. Pero la tasa de crecimiento de la inversión colombiana en el istmo es más rápida que la de cualquiera de sus rivales.

Eso se desprende de la adquisición por $800 millones la semana pasada de las unidades de HSBC en Costa Rica, El Salvador y Honduras, por parte de Banco Davivienda, con sede en Bogotá.

El año pasado, el Banco de Bogotá completó su adquisición de $1,9 mil millones de BAC Credomatic, un grupo financiero, el más grande emisor de tarjetas de crédito de Centroamérica.

Sin embargo, las grandes transacciones son solo una parte de la historia.

Muchas medianas empresas colombianas también se expanden en América Central.

Entre otros acuerdos recientes, la siderúrgica Acesco adquirió Pazco, que distribuye productos para la boyante industria de la construcción de Panamá. La colombiana Lúker ahora posee el 60% del mercado del café panameño, gracias a la adquisición de Café Durán. Grupo Nutresa ha añadido nuevas fábricas de chocolate y galletas en Costa Rica y Panamá. Tecnoquímicas, un fabricante de productos farmacéuticos, adquirió Teramed en El Salvador, para agregar a las operaciones en Panamá, Guatemala y Honduras. EPM, la empresa municipal de la ciudad colombiana de Medellín, opera varios sistemas de distribución eléctrica en Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

Mientras tanto, la Corporación Megasúper de Costa Rica, una unidad de Olímpica de Colombia, tiene previsto invertir $30 millones durante los próximos años para actualizar sus tiendas.

Estas y otras inversiones colombianas —incluyendo la fusión de la aerolínea regional TACA y Avianca, con sede en Bogotá— son señales claras de que los inversionistas colombianos están volando alto en Centroamérica.