Jueves 2 abril 2020

Logo Central America Link

Nuevo presidente de Costa Rica enfrentará obstáculos

Jueves 26 diciembre, 2013


El nuevo mandatario que asuma la presidencia de Costa Rica en mayo del próximo año, tendrá que lidiar con un parlamento fragmentando y con poco margen de acción para impulsar sus proyectos.

Por esta razón, las negociaciones con otras fuerzas políticas serán de suma importancia para el nuevo Gobierno, concuerdan varios analistas consultados.

El hecho de que las fuerzas políticas estén prácticamente equilibradas entre los partidos Liberación Nacional, el Frente Amplio y el Movimiento Libertario a mes y medio de las elecciones, se traduciría en un Gobierno “débil” o “amarrado”.

Esto, porque ninguno de los partidos lograría alcanzar los 29 diputados en el Congreso, para aprobar sus iniciativas fácilmente.

“Si el nuevo gobernante decide ir solo en la consecución de sus proyectos, sin duda alguna será débil su administración y el estancamiento se agudizaría en el país. No obstante, creo que esto puede cambiar, pues hay muchos puntos de convergencia entre los candidatos y eso se puede aprovechar”, dijo el analista José Carlos Chinchilla.

Desde que el bipartidismo llegó a su fin con las elecciones de 2002, el número de bancadas legislativas aumentó hasta ocho en la asamblea legislativa.

No obstante, los gobiernos de Abel Pacheco, Óscar Arias y Laura Chinchilla no lograron adaptarse a la nueva realidad política de la asamblea, explicó Manuel Rojas, analista político.