Sábado 25 septiembre 2021

Logo Central America Link

Petrocaribe, ¿nos conviene?

Jueves 05 enero, 2012


Sergio Zavala Leiva
La Prensa, Honduras

El pragmatismo en el manejo de la economía y las relaciones internacionales a partir de Den Xiaoping liberó a China de la argolla rígida del socialismo pobre de Mao y ahora la gran nación asiática es la segunda economía del mundo.

Lo que Den pronosticó para mediados del siglo XXI, que China estaría entre los países de mediano desarrollo, hoy está superado con creces; y la meta de tener un nivel de vida similar a un país capitalista de mediano desarrollo en cien años, está en camino de realizarse.
La idea al aludir a la China de hoy, es destacar que en economía tanto en la derecha como en la izquierda, con las reservas esenciales del caso, manejar la ideología como elemento dogmático en la toma de decisiones estratégicas, al margen de las realidades sociales, impide que se logren objetivos relevantes.

El caso de China es paradigmático, pero en la historia económica encontramos otros como el de la Nueva Política Económica de Lenin o el programa de Roosevelt de rescate de la economía norteamericana; ambos un reto al pensamiento chato de los dirigentes conservadores de su tiempo.

En cuanto a nuestras relaciones con Venezuela, arrinconarse en un recodo del Continente parapetados en los Estados Unidos por miedo al hechizo de Chávez, es la tontería más grande que podemos hacer y refleja, ¡oh contradicción!, una pobre confianza en las instituciones que los señores del golpe afirman que son tan potentes como el Merendón; resulta, además, impropio en personajes globalizados que dicen haber reventado las viejas trabazones mercantilistas.

Leer más...