Sábado 20 julio 2019

Logo Central America Link

Presupuesto 2012: cifras engañosas

Lunes 10 octubre, 2011


Claudio M. de Rosa
La Prensa Gráfica, El Salvador

El Presupuesto 2012 presentado a la Asamblea Legislativa tiene cosas buenas, malas y engaños. Su total de $4,203 millones sugiere que hay un esfuerzo por reducir el gasto en $300 millones, respecto al votado para 2011 ($4,504 millones). Lamentablemente, no es así. La disminución proviene principalmente de menor pago de deuda, que bajó $529 millones, de un pico de $1,273 millones en 2011 a solo $744 millones en 2012. Por tanto, el Presupuesto 2012 es “mayor” en $246 millones, 9.4% más, porque las asignaciones institucionales alcanzarán $2,860 millones. Una mala noticia, porque el sector público está sobre endeudado.

La noticia buena es que la recaudación tributaria se recupera de manera significativa. Ella ha subido hasta 14.2% del Producto Interno Bruto, PIB, en 2011 de 12.6% en 2009, cuando cayeron los ingresos por la recesión económica mundial que impactó a El Salvador. Más aún, aunque puede discutirse la estimación, la recaudación tributaria proyectada para 2012 llegaría de 14.9% del PIB, un récord histórico. Esto significa que el Gobierno recibiría más de $1,000 millones en impuestos que en 2009. Por tanto, no debería tener problemas de ingresos. 

La mala noticia es que el gasto corriente (principalmente sueldos, salarios, bienes y servicios, pago de intereses) se dispara. Al tomar las cifras del Ministerio de Hacienda del gasto efectivamente hecho por el Gobierno, según el sitio web del BCR, el gasto corriente sube de 14.7% del PIB en 2009 y 2010 ($3,114 millones este último año) a un estimado de 15.7% en 2011 (basado en el crecimiento registrado a agosto de este año). Esto significa que el gasto corriente rondará los $3,540 millones en 2011. Aquí viene lo preocupante. Si esa cantidad de gasto corriente aumenta 8.5%, como se señala en el proyecto de Presupuesto, este llegaría a $3,840 millones en 2012, equivalente a 17% del PIB, muy por encima del 12.2% presupuestado. 

Sin duda se puede argumentar sobre este cálculo, pero está hecho sobre los montos de gasto reportados en el sitio web del BCR, no sobre estimaciones que se pusieron en el Presupuesto 2011 y que no se dieron. 

El problema no termina ahí. Las cifras de gasto corriente son engañosas: hay varios gastos que han sido omitidos. Según el Ministerio de Educación, no se le asignaron alrededor de $40 millones que requiere para 2012. Esto no es novedad, porque el año pasado requería $193 millones y le asignaron solo $41 millones, le faltaron $122 millones, según informe presentado en la Asamblea Legislativa por el señor vicepresidente de la República y ministro de Educación. Entre el dinero no asignado destacaban $59 millones para uniformes, útiles y zapatos; y $18 millones para alimentación escolar, ambos programas presidenciales estrellas.

Leer más...