Viernes 17 septiembre 2021

Logo Central America Link

Sobre el fondo soberano y un fondo de jubilaciones y pensiones

Jueves 05 enero, 2012


Miguel Ramos
Prensa.com, Panamá

A principios de la década de 1970, el Dr. Arnold Harberger, catedrático de la Universidad de Chicago, fue invitado a Panamá, para que dictara una serie de conferencias magistrales a funcionarios del entonces recién creado Ministerio de Planificación y Política Económica. En una de sus disertaciones, el Dr. Harberger señaló que ante la ausencia en Panamá de un banco central, de una política de divisas y de un prestamista de última instancia, era conveniente que el Estado panameño creara un Fondo Nacional de Estabilización para atender emergencias económicas, ya sea en periodos de desaceleración o recesión económicas o en situaciones de shocks que pudieran afectar al sistema bancario.

Esta recomendación la hizo en función de los problemas de fondeo (falta de fondos) que afectaron el sistema bancario panameño por los efectos económicos de los sucesos del 9, 10 y 11 de enero de 1964. La fuente de financiamiento de este fondo provendría de los excedentes generados por el Canal de Panamá una vez este bien fuera revertido a la economía panameña.

Posterior a esa fecha, varios países y territorios establecieron fondos parecidos o similares. Este fue el caso del estado de Alaska que estableció uno con los excedentes que tuvo en ese entonces de las ventas de petróleo. Noruega, país petrolero, estableció un fondo similar. Libia, también país petrolero, fundó un fideicomiso con los excedentes de sus ventas petroleras y, recientemente, así lo han hecho China y países árabes con grandes excedentes comerciales.

La idea propuesta por Harberger hace 40 años fue revivida por el Fondo Monetario Internacional, así como por las empresas calificadoras y ofrecida al Gobierno de Panamá como un mecanismo para mantener el grado de inversión que recientemente ha alcanzado el país, que en este momento registra un ciclo expansivo de la economía.

Leer más...