Martes 1 diciembre 2020

Logo Central America Link

Tráfico portuario muestra resultados mixtos

Martes 02 julio, 2013


De los cuatro principales puertos del Istmo, sólo Limón en Costa Rica, mostró un fuerte incremento en el tráfico de carga el año pasado, contrarrestando una tendencia de crecimiento lento en América Latina, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Limón, Puerto Cortés de Honduras, y los dos puertos panameños de Balboa en la costa del Pacífico y Colón en el Caribe, son los únicos lo suficientemente grandes como para ser incluidos en el análisis.

Limón, en el puesto 14 en importancia por la CEPAL, el año pasado movió a poco más de 1 millón de TEUs (siglas en inglés, que se refieren al equivalente de los contenedores de veinte pies), un aumento del 16% con respecto al año anterior.

Balboa y Colón registraron un crecimiento de tan solo el 2,2% y 4,4%, respectivamente.

Los puertos panameños son los de mayor actividad de América Latina.

Balboa el año pasado manejó 3,5 millones de TEUs, mientras que Colón movió 3,3 millones.

Por su parte, Puerto Cortés en el puesto 24 en el ranking y una carga de 600 mil TEUs, reportó una disminución del 0.6%.

Para América Latina en su conjunto, el tráfico portuario aumentó sólo en un 4,3% el año pasado, frente al 15,9% en 2010 y 13.9% en 2011.

La recesión en Europa y el lento crecimiento en los Estados Unidos y China, contribuyeron a la disminución, según la CEPAL.

Otros puertos que mostraron una tendencia al alza el año pasado incluyen a Cartagena, en Colombia, el cuarto más activo con 2,2 millones de TEUs, que mostró un crecimiento del 19%, y Manzanillo en México, con 1,9 millones de TEUs y un crecimiento del 10%.

América Latina tiene un largo camino por recorrer en el desarrollo portuario.

Cada uno de los ocho puertos más grandes del globo están ubicados en Asia, de los cuales seis son chinos, encabezados por Shanghai, con casi 32 millones de TEUs, según datos de 2011 del Consejo Mundial de Transporte Marítimo.

Con poco menos de 12 millones de TEUs movidos, Rotterdam es el primero en Europa y el décimo en el mundo.

Pero Rotterdam sirve no sólo los Países Bajos, sino toda Europa, el cual podría ser una lección para Centroamérica, que opera un gran número de pequeños puertos, cuyas deseconomías de escala, aumentan el precio de los bienes exportados, mientras incrementan el precio que los consumidores de la región pagan por los productos importados.