Sábado 5 diciembre 2020

Logo Central America Link

$3.5 mil millones hacen falta para saciar la sed de Costa Rica

Jueves 29 diciembre, 2016



La falta de planificación y los largos plazos de ejecución están poniendo en jaque la disponibilidad de infraestructura para agua potable en Costa Rica.

Solo en este año se tramitaron 9.9 millones de metros cuadrados de construcción, lo cual representa la edificación de proyectos que requerirán el recurso hídrico para su operación.

“En Costa Rica hay suficientes fuentes para atender la demanda; el agua no es el problema, lo que no hay es infraestructura, esto es un problema que se puede agravar a mediano plazo”, sostuvo Rolando Vega, experto en el tema del recurso hídrico.

Un ejemplo de ello es el Embalse Piedras, el cual fue conceptualizado hace 20 años y aún no se ha finiquitado pues continúan los estudios, aseguró Vega.

En la actualidad más de 300 mil personas en Costa Rica carecen de agua potable y un 80 por ciento de la población no posee sistemas de tratamiento de aguas residuales.

El ente rector a cargo del recurso hídrico es el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Sin embargo, la institución tiene a cargo solo una porción del suministro, el resto es gestionado por las Asociaciones Administradoras de
Acueductos Rurales (Asadas), las cuales tienen menor capacidad de alcance y proyección en el largo plazo.

Este criterio se externó durante la realización del foro “Disponibilidad de agua potable y el impacto en la construcción en Costa Rica. ¿Cómo puede funcionar y mejorarse este binomio, para garantizar el desarrollo de un país en crecimiento?”.

Ante las inquietudes presentadas por el gremio de la construcción, en el AyA sostienen que se realizan los esfuerzos para garantizar el suministro en todo el país mediante la ejecución de una serie de acciones que contemplan una inversión de $3.5 mil millones en agua potable y saneamiento; el fortalecimiento del modelo de Asadas; el aprovechamiento de los recursos de agua para consumo humano en las cuencas, así como la modernización del modelo tarifario, aseguró el Ing. Manuel Salas, subgerente de AyA.