Domingo 26 mayo 2019

Logo Central America Link

¿Cómo salir del atraso en el que estamos atorados?

Miércoles 30 junio, 2010


Marcio Enrique Sierra Mejía
La Tribuna, Honduras 

Honduras, es una nación subdesarrollada que le han acomodado prefijos bastante convenientes, como el de ser un país menos desarrollado o muy pobre o en vías de desarrollo y, últimamente, algunos consultores de las Naciones Unidas, lo ven como si fuese un Estado africanizado. 
 
Como que damos la impresión de haber retrocedido en la calidad del desarrollo que tenemos. Y más, cuando al nivel internacional, varios países de inclinación socialista, evalúan lo ocurrido el 28 de junio, como una acción política contraria al esfuerzo de construcción de la democracia participativa en nuestro país.
 
Ugo Pipitone, nos advierte que el subdesarrollo no es un estadio previo al desarrollo, sino “un híbrido histórico y una situación de convivencia precaria entre modernidad y arcaísmo, entre industrialización y dependencia tecnológica, entre expansión del mercado y dualismo estructural, entre urbanización acelerada y abandono productivo de amplias áreas de territorio, entre clases medias modernas y subempleo crónico (Pipitone, 1994)”. 
 
Mientras que por varios siglos fuimos una insignificante colonia; en España, Inglaterra y 
Estados Unidos, se producían importantes procesos que consolidaban las estructuras del capitalismo en todos los aspectos desde el ángulo socioeconómico hasta el político institucional. Por el contrario, en nuestro país nos sumergimos en dinámicas políticas que nos causaron atrasos y deformaciones que ahora constituyen una decantada heredad. Tanto así, que en la actualidad soportamos condiciones económico-políticas que están haciendo imposible el tránsito hacia la conformación de una sociedad capitalista dinámica y madura.