Sábado 20 julio 2019

Logo Central America Link

¿Se desinflará China?

Martes 21 febrero, 2012


Simón Cueva
La Prensa, Honduras

Para América Latina, lo que pueda pasar con China en los próximos años es fundamental, porque el ritmo de crecimiento de la potencia asiática es lo que ha permitido que Latinoamérica se vea muy poco afectada por los problemas económicos de Europa y Estados Unidos.

Las más recientes proyecciones internacionales de varias fuentes sugieren que el crecimiento económico está empezando a repuntar en los Estados Unidos y se está frenando en muchos países emergentes, incluyendo China, aunque el ritmo sigue siendo elevado en estos últimos casos.

Uno de los temas que levanta preocupación es la evolución del mercado inmobiliario chino. Ha habido una construcción acelerada de viviendas, respondiendo en parte a un crecimiento dinámico de la población urbana, con fuerte migración de zonas rurales hacia las zonas costeras donde se han instalado industrias que producen bienes baratos y exportan al mundo entero, así como a los mejores ingresos de muchos sectores que han salido de la pobreza.

Pero también ha habido una agresiva construcción por inversionistas de unidades habitacionales que dejan sin vender con la esperanza de que los precios sigan subiendo. Sin embargo, hay cada vez más indicaciones de que el precio de los bienes raíces ha caído de forma importante en el último año y que la burbuja inmobiliaria se estaría desinflando. Por ahora, esto ha afectado a las ventas de nuevas propiedades y de las que siguen deshabitadas. Si se generalizaría y provocara una decisión de ventas apresuradas masivas, se podría desatar una crisis de mayores consecuencias.

Hay al menos dos ámbitos en las que se podrían ver mayores impactos. Por una parte, muchos gobiernos locales chinos se han endeudado fuertemente para construir más obra pública (carreteras, trenes, metros) y mantener el ritmo de expansión, pero contaban con las ventas de terrenos a promotores inmobiliarios privados para recuperar liquidez y pagar deudas. Ahora que muchos bienes raíces caen de precios, muchos terrenos se quedan sin vender. Ello a su vez puede afectar el ritmo de inversión pública y la capacidad de mantener un ritmo de crecimiento acelerado.

Leer más...