Domingo 3 julio 2022

Logo Central America Link

10 razones para pasar el verano en Washington D.C.

Lunes 29 septiembre, 2014


 

Celeste Rodas de Juárez

1 Cultura gratis
Cada esquina en Washington D.C. está cargada de historia, belleza natural o cultura. ¡Lo mejor es que casi nunca se paga por disfrutarlo! Y esa es la primera gran razón por la que vale la pena llegar hasta aquí, sobre todo a su famoso Downtonwn, en donde se encuentra la suntuosa colección de museos. Por ejemplo, en la Galería Nacional de Arte –hogar de la única pintura de Leonardo da Vinci en toda América, entre otros tesoros–, no hay que pagar por entrar.

2 Conciertos al aire libre
Con el calor veraniego, la ciudad se viste de música. La agenda es amplia y variada. Frente al Edificio del Capitolio, por ejemplo, casi todas las noches hay conciertos de las bandas de la Fuerza Aérea, la Marina, la Fuerza Naval o del Ejército de Estados Unidos. Así mismo, en los jardines de la Galería Nacional de Arte se realizan los ya legendarios conciertos ‘Jazz in the Garden’, los viernes a las 5.00 p.m.

3 Un cuatro de julio espectacular
Las mejores celebraciones de la Independencia de Estados Unidos se realizan en la capital. Además del tradicional desfile, se llevan a cabo varios conciertos al aire libre. El más popular es ‘A Capitol Fourth’, que reúne a artistas de fama mundial en los jardines del Capitolio. Este año se presentan Barry Manilow y la Orquesta Sinfónica Nacional. El evento concluye con el show de juegos pirotécnicos más espectacular del país.

4 Festivales populares
En verano, la capital americana se luce con sus festivales al aire libre, como el Smithsonian Folklife Festival que, del 3 al 7 de julio, profundiza en tradiciones culturales de distintos pueblos del mundo.

5 Parques naturales
Aproximadamente 20% de la tierra de Washington D.C. está compuesta por parques naturales. Esta temporada, aprovechando que anochece más tarde, muchos de ellos tienen agendas especiales para disfrutar de la naturaleza al máximo: cabalgatas, juegos de voleybol, pesca, lanzamiento de frisbees o sencillamente la observación del patrimonio natural, como los árboles de cerezo japonés en los parques East Potomac y West Potomac.

6 Experiencias diferentes
Cerca de la ciudad hay osadas aventuras al aire libre, como ‘Go Ape Treetop Adventure’, en la que los participantes realizan un recorrido ‘cual monos’ entre las copas de los árboles. También hay puntos donde se pueden escalar rocas y hacer travesías en tarabita, o hallar la diversión de moda: el geocatching búsqueda de tesoros escondidos. ¡Para gozar al máximo durante cada minuto del verano!

7 Cine bajo las estrellas
Tanto en su perímetro central como en las afueras, diferentes parques y organizaciones culturales ofrecen muestras del séptimo arte al aire libre. Hay películas de todo tipo: dibujos animados, aventura y clásicos.
Hasta existe un sitio web dedicado a las carteleras de cada localidad: dcoutdoorfilms.com

8 Ciudad todoterreno
Washington D.C. se puede recorrer por el medio que a uno se le antoje. Como las temperaturas suben en el verano, quizás haya no falte quien no quiera esforzarse mucho, por lo que existen tours con transportadores personales (segways). Así mismo hay tranvía, pequeños cruceros, buses de dos pisos y ¡hasta pequeños botes tirados por mulas! Los recorridos nocturnos por los principales monumentos históricos, en carritos tipo tranvía, son imperdibles.

9 Comidas con perspectiva
Muchos cafés y restaurantes de Washingt on D.C. tienen ventanales que permiten admirar los monumentos de la ciudad. ¡Y qué vistas las que ofrecen! En la terraza del Art and Soul se puede ver una de las mejores perspectivas del Capitolio, y en The Lafayette, una panorámica de la Casa Blanca. Además, en el verano tiene lugar la Restaurant Week: durante siete días, 200 de los mejores restaurantes de la ciudad ofrecen un almuerzo de tres platos por unos USD 20, y cenas de tres platos por USD 35.

10 Historia palpitante
Millones de turistas acuden a esta ciudad para admirar de cerca alguno de sus memoriales monumentos. ¡Más de 150! El punto de partida es el National Mall, esa explanada al aire libre en el centro de la ciudad. Entre los más visitados está el Monumento a Abraham Lincoln, una estatua de 19 pies y 175 toneladas. Frente a ella, y tras pasar por la Piscina Reflectante, está el obelisco más grande del mundo: el Monumento a Washington. Mide 555 pies y 5.5 pulgadas, toda una maravilla de la arquitectura.

Datos de interés
El National Zoo tiene más de 400 especies de animales.

El Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano cuenta con más de 125 millones de especies animales y artefactos culturales. Si le resulta familiar el recinto, quizás lo vio en el cine. La película Night at The Museum: Battle of The Smithsonian se inspiró en sus salas y colecciones.

Los amantes del béisbol no pueden irse sin ver un partido de los Washington Nationals en el Nationals Park, al sureste de la ciudad.

Según cálculos oficiales, en Washington hay 197 actividades para hacer, 1.021 restaurantes donde comer y 145 lugares para hospedarse.

Aproximadamente 14.000 shows de fuegos artificiales alumbran las ciudades de Estados Unidos cada 4 de Julio, de acuerdo con The American Pyrotechnics Association.

Este y otros artículos de destinos puede encontrarlos en www.aviancaenrevista.com.