Martes 26 enero 2021

Logo Central America Link

A grandes males, grandes soluciones

Martes 13 diciembre, 2011


Rafael Castellanos
La Prensa Gráfica, El Salvador

“La crisis fiscal es muy delicada, de no resolverla adecuadamente caeríamos en situaciones extremas con gran malestar social. El enfoque debe ser integral: tributación, reducción de gasto y transparencia a mediano plazo.”

Las situaciones difíciles requieren grandes soluciones, deben verse en forma integral, analizar los recursos con que se cuenta para hacerle frente y medir cuidadosamente los efectos de las acciones que tomaremos, viéndolo en forma integral, considerando todos los factores.

La situación fiscal es uno de esos grandes problemas al que hay que hacerle frente con grandes soluciones, para evitar caer en una crisis económica del tipo que enfrentan algunos países europeos, en que el empleo cae fuertemente, el estado no puede cumplir con los servicios y el malestar social es grande.

La situación fiscal es seria; los números fríos no mienten, la deuda pública ha crecido del 43% al 56% sobre el PIB de 2007 a 2011. El gasto ha crecido, principalmente en subsidios generalizados y remuneraciones, la inversión se ha reducido.

Cómo corregir el problema está plasmado en el “Acuerdo Stand By”, suscrito entre el gobierno y el Fondo Monetario Internacional en 2010. Estamos obligados a cumplir, so pena de no calificar para créditos de multilaterales, reducción de calificación y otras graves consecuencias.

La solución plantea aumentar los ingresos y reducir los gastos. El estado cumplió en aumentar impuestos, cerraremos el año con el alto histórico de $3,200 millones. La parte no cumplida del acuerdo es que el gasto público no se redujo, sino aumentó fuertemente, muchos innecesarios, otros por baja eficiencia y calidad en los servicios, fuerte desperdicio en los subsidios no focalizados, una burocracia muy alta, contrataciones de 16 a 18 mil empleados públicos adicionales, con eficiencia burocrática muy baja.

El estado tiene problemas de flujo para enfrentar sus obligaciones, el techo del endeudamiento permisible, que ya se ha subido, está topado.

Es necesario un ajuste fiscal, corregir la ruta siguiendo el Acuerdo, una combinación de ahorros y mayores ingresos tributarios y es necesario verlo a un plazo más amplio.

Leer más...