Domingo 17 enero 2021

Logo Central America Link

Betulia Ferrera: “Tenemos mercado, lo que falta es efectivo”

Jueves 29 diciembre, 2011


HONDURAS - El ruido de máquinas de cocer, martillos que unen armazones de madera y pistolas de aire que fijan la tela en la madera se escuchan en el lugar donde funciona Inversiones Roma, la pequeña fábrica de muebles que con esfuerzo ha montado su propietaria Betulia Ferrera.

No ha sido fácil, pero esta microempresaria ha podido consolidar en cinco años un negocio que marcha viento en popa debido a los conocimientos y la experiencia que le han sido transmitidos gracias a su adherencia una de las organizaciones que representan a la micro, pequeña y mediana empresa, lo que le ha permitido capacitarse y organizar un negocio que hoy es proveedor de una decena de mueblerías alrededor de San Pedro Sula, con un enorme potencial de mercado y crecimiento.

“Doy gracias a Dios por haber encontrado a la gente de Gremype, que me guiaron a la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial, Fundahrse, y, a través de ellos, al programa Voces Vitales, que para mí ha sido una bendición. Han colaborado conmigo aportándome muchas ideas para ser mejor empresa”, dice Ferrera, al reconocer la razón a la que debe buena parte de su éxito.

La ayuda le llegó en la forma de una “mentora”, que le ha aportado gran cantidad de ideas sobre cómo organizar y administrar su negocio, que comenzó prácticamente de cero, pero con muchas ganas de crecer y de hacer las cosas bien.

“Hemos visto mejoras en el negocio en cuanto al orden y al cuidado de la salud de los trabajadores. Por ejemplo, en el orden se incluye la seguridad en el trabajo manteniendo cada cosa en su lugar”, dice la empresaria.

Esto es muy importante, pues la fábrica nació como una empresa familiar, por la necesidad de crear su propia fuente de empleo en un ambiente en el que no abundan las oportunidades laborales. Por ello, su esposo, su hijo y su nuera contribuyen al manejo y buen funcionamiento del negocio. Sin embargo, la buena marcha de los negocios no quiere decir que haya estado exenta de problemas.

Fuente: La Prensa