Miércoles 20 octubre 2021

Logo Central America Link

Caldera, Calero y la platina

Miércoles 06 abril, 2011


Rodrigo Cedeño Gómez
La Nación, Costa Rica

Como en aquellas adivinanzas de antes, no hay que quebrarse tanto la cabeza para averiguar en qué se parecen la carretera a Caldera, la invasión de la isla Calero y “el puente de la platina”, que no debieron haberse convertido en escándalos, pero al fin lo hicieron. 

Los tres repercutieron en la tranquilidad del costarricense y nos hicieron incurrir en altos gastos de magnitud millonaria en forma individual o estatal: hubo atrasos, enormes gastos de combustible y hasta muertes; nos produjeron un enorme daño ambiental y tuvimos que ir hasta la Corte de la Haya a defender lo que no teníamos que defender y que ahora quedó como tierra de nadie por un tiempo y, en el embrujado puente no hay manera que nadie dé en el clavo con un arreglo adecuado. 

Además, somos tan “pura vida” que cualquier cosa seria o banal, la convertimos en chiste. En los tres casos pareciera que hubo cierta premeditación que sirvió de tranquilidad a los actores para proceder en la forma en que lo hicieron y así poder sacar su provecho: se sabía que en este país no hay escándalo que dure tres días y que los ticos no tenemos ninguna capacidad de reacción eficaz ni individual ni en grupo, como ha quedado claro con las manifestaciones con pañuelitos blancos. 

Leer más…