Domingo 25 julio 2021

Logo Central America Link

Cambio climático y gestión de riesgo

Martes 23 noviembre, 2010


José Lauro Rodríguez
El Heraldo, Honduras

Mientras sigamos produciendo con base en tecnologías sucias y degradantes, seguiremos derritiendo los cascos polares y destruyendo los hábitats de los seres vivos que habitan en las zonas marino-costeras y en los glaciares.

El aumento de la temperatura ambiente debido a los gases de invernadero y al nivel local la destrucción inmisericorde de los ecosistemas boscosos han provocado que los sistemas de drenaje natural (ríos y quebradas), estén desapareciendo y las quebradas y ríos de cursos de agua permanente se están volviendo quebradas y ríos de invierno (no hay capacidad en las microcuencas de retener humedad porque no hay bosque, no hay esponja natural).

Honduras es un país privilegiado y su terreno, es en un 87% de vocación forestal, con la contradicción que soporta una población de vocación agrícola y en las tierras que se deberían destinar a los cultivos agrícolas se observa una ganadería de tipo extensiva que avanza hacia los bosques naturales y aunado a la tala ilegal, la agricultura migratoria y el consumo de leña para uso domestico, estamos perdiendo alrededor de 45,000 hectáreas de bosque por año.

La única forma de aumentar la resiliencia es educando a la población, fortaleciendo los gobiernos locales. También se deben crear en todas las instituciones y organizaciones públicas, privadas, de la sociedad civil, las unidades de gestión integrada de riesgos por desastres y cambio climático. Igual es necesario restaurar las áreas dañadas o en proceso de deterioro, construir la infraestructura de mitigación y su blindaje, aprovechar sosteniblemente los recursos forestales y los marino-costero.

Leer más…