Lunes 19 agosto 2019

Logo Central America Link

Cambios en el sector lácteo de Honduras

Martes 21 septiembre, 2010


Eloy Ortega Souza
El Heraldo, Honduras

La producción mundial más competitiva comprendió que la leche es rentable no por sus altos volúmenes, sino que su competitividad se apoya en su composición. El valor industrial y el nutricional de la leche están determinados en gran medida por la calidad de su composición. Los sólidos de la leche condicionan los rendimientos de los derivados lácteos y su comercialización como quesos, mantequilla y grasas lácteas anhidras y leche en polvo entera o descremada, suero de la leche, leche concentrada y la caseína.

Significa entonces que los sólidos de la leche como la proteína, la grasa, la lactosa, las vitaminas y los minerales tienen gran importancia en la competitividad del sector y deben ser incorporados en los esquemas de pago de leche al productor. Como ejemplo, Dinamarca y Holanda, países pioneros en el sector lechero del planeta, desde hace 40 años iniciaron el pago por el contenido de la proteína y dejaron la grasa como parámetro tradicional para el pago.

Es inconcebible desde todo punto de vista que el valor de la botella o litro de leche producida por aquellos productores que corren con mayores riesgos financieros realizando inversiones en la alimentación y suplementación de sus vacas, lo mismo que, invierten en infraestructura, genética, reproducción, sanidad e inocuidad, equipos, técnica y tecnología para producir leche de calidad; sea el mismo valor con la botella o litro de leche producida por productores que someten sus vacas solamente a régimen de pastoreo en pastos de mala calidad y no realizan inversión alguna para obtener la calidad en la leche, esto no puede ser y seguir así. Está claro que una vaca lechera mejor asistida y tratada produce mayor cantidad y calidad de sólidos totales en la leche.

Es urgente un cambio y que nuestros productores de leche se incentiven, ganen sostenibilidad, se fortalezcan e ingresen al mundo de la competitividad, y que, juntamente con la industria moderna y artesanal alcancen mercados nacionales e internacionales. La implementación del sistema de pago por calidad conforme a los sólidos totales de la leche debe ser un imperativo categórico y una acción al corto o mediano plazo. Este pago a la calidad será el motor que articule la estrategia, armonice los intereses entre los actores de la cadena de la leche para asegurar una producción sustentable y de excelencia, sirva además de estímulo y de buen ejemplo para aquellos productores que no toman riesgos para salir de la improductividad.

Leer más…