Lunes 24 enero 2022

Logo Central America Link

Canal de Nicaragua: Escepticismo y optimismo

Martes 13 agosto, 2013


El plan para construir una vía marítima para enlazar los océanos Pacífico y Atlántico, ha reunido un bombardeo de la oposición en el país y en el extranjero.

Por otro lado, al público nicaraguense le gusta la idea.

El proyecto, que implica una concesión para construir y operar el canal, a una empresa china, encabezada por el empresario Wang Jing, se enfrenta a una cifra sin precedentes de 16 recursos de inconstitucionalidad, incluida la afirmación de que el proyecto socava la soberanía nacional.

Se trata de un proyecto, que costaría un estimado de $40 mil millones y que duraría 50 años, La preocupación por el control extranjero sobre un mega-proyecto nicaragüense, puede haber sido exacerbada por una descripción de la sede de Wang.

"El edificio está adornado con imágenes de los líderes chinos, (mientras que) la sala de reuniones cuenta con un enorme mural del Presidente Mao, y su oficina contiene docenas de maquetas de tanques chinos del ejército, aviones, lanzadores de cohetes y satélites", según un artículo en el diario británico Daily Telegraph.

Otra de las críticas del plan es que no hace nada para hacer frente a la falta de proyectos de infraestructura, que se complementan entre sí, con el fin de hacer Centroamérica más eficiente.

"Ya que es una locura para los pequeños países de América Central que tienen los distintos bancos centrales, monedas separadas, y las barreras aduaneras, que hacen que sus camiones esperan durante días en sus respectivas fronteras", dijo el columnista del Miami Herald, Andrés Oppenheimer.

Por otra parte, no hay ninguna razón por la cual los proyectos de integración regional y el canal, sean mutuamente exclusivos.

Por su parte, Wang niega tener alguna relación con el gobierno.

"Yo soy un chino muy común", dijo a Bloomberg News. "No puedo ser más común."

Mientras tanto, el 70 por ciento de los nicaragüenses creen la afirmación del gobierno, de que el canal levantaría al país de la pobreza, según un estudio reciente de la consultora M&R, con sede en Montevideo.