Jueves 19 septiembre 2019

Logo Central America Link

Canal de Nicaragua: ¿farol o apuesta?

Martes 05 abril, 2016


El farol político sobre un super-canal nicaraguense siguió la semana pasada, con el anuncio por parte del presidente de la Autoridad del Canal de Nicaragua, en el sentido de que la primera parte del proyecto procederá este año.

La declaración de Manuel Krautz confirma una intención, anunciada un mes antes por HKND Group, de iniciar la construcción en agosto del muelle así como una terminal de combustible en lo que sería la salida del Pacífico del canal.

Por otra parte, la información no aparece en el sitio web de HKND, que en 2013 ganó un contrato para construir y operar el canal por un período de 100 años.

La cuestión de que si el canal avanza o no, más probable dependería de cómo evolucionara el conflicto juega entre China, por un lado, y por otro, los Estados Unidos y varios países asiáticos, sobre un los recursos naturales potencialmente vastos por debajo del Mar Meridional Chino.

En la medida en que Estados Unidos apoya las reivindicaciones de los países competidores, China podría tratar de contrarrestar, mediante el desarrollo de una cabeza de puente estratégica, ubicada a 1500 kilómetros de Miami.

Los Estados Unidos y Filipinas la semana pasada llevaron a cabo varias maniobras militares cerca de la zona en litigio.

Taiwán por su parte, dos semanas antes reivindicó la soberanía sobre algunas partes del Mar Meridional, mientras que China el 8 de marzo denunció los países vecinos y Estados Unidos para crear tensión en la zona.

Eso poro después de que China instaló los misiles en varias islas artificiales que ha construido en lo que considera sus aguas territoriales.

Un canal de Nicaragua de hecho se enfrenta a varios problemas.

Nadie tiene la menor idea de cuánto costaría el proyecto, o la cantidad de ingresos que podría producir.

Los ambientalistas se preocupan por la creación de un hueco entre dos partes de Centroamérica,  así como por la necesidad de dragar el lago Nicaragua para siempre.

Por otro lado, el Estado chino – probalemente el promotor real del proyecto - puede permitirse el lujo de financiar un canal, lo que tendría beneficios geopolíticos.

Entretanto, los nicaragüenses - las personas más pobres de América Latina - podrían pensar que el riesgo ambiental se justifica por el trabajo decente y una esperanza de vida decente, promeditos por la obra.

En lo que a la ingeniería y construcción se refiere, China podría casi con toda seguridad construir un canal, que sería lo suficientemente ancho y profundo para los buques portacontenedores más grandes del mundo, pero que de otro modo sería poco diferente al de Panamá, construido hace más de 100 años.