Lunes 26 octubre 2020

Logo Central America Link

CCMP (Cualquier Cosa Menos Petróleo)

Martes 13 marzo, 2012


Dos ofertas para los proyectos de generación eléctrica, uno en El Salvador y el otro en Guatemala, pueden ser indicadores importantes de la política energética de la región en su conjunto.

La situación en ambos casos implica una decisión de reducir la dependencia del petróleo como una fuente energética.

En parte, esto refleja el compromiso de invertir en la energía renovable.

Aún más significativa es la preocupación de que la generación térmica tendrá un fuerte impacto negativo en las economías locales, como resultado de los altos precios del petróleo.

Las ofertas ganadoras en ambos países es probable que se adjudiquen este mes.

El proyecto de El Salvador, de 350 megavatios, venderá la energía a AES, con sede en Estados Unidos, y a la colombiana Empresas Públicas de Medellín (EPM), que actualmente distribuyen la energía en el país.

El proyecto guatemalteco, de 800 megavatios, involucra las categorías, que incluyen energía eólica, hidroeléctrica, biomasa, carbón y gas natural, así como búnker.

La energía será distribuida por tres empresas: EPM y dos de Unión Fenosa de España.

Los gobiernos de ambos países desean promover el desarrollo sostenible de energía, así como poco contaminante.

Sin embargo, muchas fuentes de energía renovables son inconsistentes. La energía eólica no solo varía con las estaciones, sino incluso con las horas del día. La energía hidroeléctrica funciona bien durante los meses lluviosos, pero no en el seco verano centroamericano.

Teniendo en cuenta la prioridad de reducir los costos de energía, El Salvador aceptará las ofertas de las plantas de carbón, pero no de las que queman productos derivados del petróleo.

Mientras tanto, Cutuco Energy, con sede en El Salvador, está haciendo una oferta en los proyectos en ambos países.

Cutuco tiene como objetivo generar más de 400 megavatios a partir de gas natural enviado a América Central en forma licuada. El gas natural es un combustible limpio. Igualmente importante, su precio se ha reducido significativamente en los últimos años, mientras han sido descubiertas varias grandes fuentes.