Tendencias

Centroamérica enfrenta desafíos sin precedentes

 
Martes 13 Noviembre, 2018
Enviar

La emigración ha sido durante las últimas dos décadas parte del programa económico de El Salvador, Guatemala y Honduras, donde las remesas de los ciudadanos que trabajan en el exterior representan alrededor del 15% del PIB en cada país.

Al mismo tiempo, las "caravanas" de migrantes que buscan refugio en los Estados Unidos dramatizan el fracaso de los tres países para ofrecer empleo y seguridad.

En Nicaragua, la oposición al gobierno sandinista liderado por el presidente Daniel Ortega se ha transformado en una insurrección abierta, con un impacto significativo en la economía local, que incluye una expectativa para este año de al menos un 4 por ciento de crecimiento negativo.

Costa Rica, durante muchos años vista como un faro de estabilidad, se está quedando sin dinero, ya que los sindicatos del sector público se niegan a aceptar recortes en los beneficios, una de las principales razones de las pérdidas crónicas del gobierno, incluido un déficit proyectado para el próximo año del 7% del PIB.

Mientras tanto, Panamá está experimentando una desaceleración en la tasa de crecimiento económico, mientras que los problemas sociales persisten, incluido un grado de desigualdad en el ingreso que, empatado a Brasil y Colombia, es el más alto de América Latina.