Tendencias

China realiza inversiones estratégicas en la región

 
Martes 6 Febrero, 2018
Enviar

El nombramiento de Rex Tillerson como Secretario de Estado de EE. UU. por el Presidente Donald Trump, pareció a muchos en la comunidad empresarial como una medida que promovería el comercio internacional, incluso en condiciones complicadas.

En una experiencia de más de una década como líder de ExxonMobil, Tillerson trató regularmente asuntos delicados a altos niveles, incluida la oposición a las sanciones contra Rusia, e incluso la formación de una filial rusa de Exxon, gracias en parte a una relación personal con Vladimir Putin.

Los tiempos cambian, sin embargo.

Tillerson comenzó su actual gira por América Latina, expresando su oposición a los esfuerzos de Rusia y China para desarrollar relaciones económicas con América Latina, que "no necesita nuevos poderes imperiales que solo buscan beneficiar a su propio pueblo", dijo.

La oferta de China en particular tiene un alto precio, ya que tiene que ver con las prácticas comerciales injustas de Beijing, e implican “préstamos onerosos y deudas insostenibles".

De hecho, los préstamos chinos a América Latina ascendieron a unos $ 9 mil millones el año pasado, solo la mitad que hace dos años.

Por otro lado, la inversión china en América Latina actualmente está enfocada menos en los productos básicos como el petróleo y la minería, y más en los proyectos que pueden considerarse sensibles, incluidas las fábricas brasileñas de paneles solares, un sistema ferroviario argentino, la energía y el aluminio peruanos, y las plantas de ensemblaje automotrices en México.

En noviembre pasado, el presidente de Panamá, Carlos Varela, y su homólogo chino, Xi Jinping, firmaron un Memorando de entendimiento para la cooperación en el marco de la iniciativa “Ruta Marítimea de la Seda”.

Panamá y China establecieron relaciones diplomáticas en junio pasado.