Oportunidades

China y México: ¿libre comercio o algo mejor?

 
Martes 4 Julio, 2017
Enviar

Un posible acuerdo de libre comercio entre México y China es improbable, a pesar de las indicaciones de la semana pasada de que a Pekín le gusta la idea.

Por otro lado, los dos países podrían efectivamente hacer negocios a través de las inversiones chinas en México, que no requieren ningún cambio en las reglas existentes.

El problema con un TLC bilateral es que - mientras que el libre comercio crearía oportunidades para los sectores mexicanos competitivos internacionalmente, como alimentos y bebidas - las ganancias en esta área probablemente serían más que compensadas por las pérdidas en varios sectores de producción de mano de obra intensiva, incluidos acero, confección de prendas, y automotor, ya que los productos chinos se enfrentan a barreras de entrada más bajas.

Incluso sin un TLC, el equilibrio comercial entre los dos países está fuertemente ponderado en favor de China, cuyas exportaciones anuales a México durante los últimos tres años en promedio se valoraron en casi $ 70 mil millones.

Mientras tanto, las exportaciones mexicanas a China eran de apenas $ 5 mil millones de dólares al año.

Un mejor enfoque podría implicar la inversión china en las instalaciones de producción mexicanas, aprovechando los costos laborales competitivos, combinados con materias primas localmente disponibles, y la proximidad a los mercados de Estados Unidos y Canadá, incluyendo un trato favorable para las exportaciones bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.