Viernes 25 septiembre 2020

Logo Central America Link

Colombia: segunda ronda

Martes 27 mayo, 2014


El presidente Juan Manuel Santos y su principal rival, Óscar Iván Zuluaga, se enfrentarán de nuevo en una segunda vuelta el 15 de junio para determinar quién dirigirá Colombia para los próximos cuatro años.

En la votación del domingo pasado, Santos, con el 26% de los votos, quedó en segundo lugar, a tres puntos de Zuluaga, Ministro de Hacienda en el segundo gobierno (2007-2010) del presidente Álvaro Uribe.

Ninguno de los candidatos estaba cerca del mínimo del 50% necesario para evitar una segunda vuelta.

Una de las principales diferencias entre los dos candidatos es el cómo poner fin a la guerra civil colombiana, que ahora tiene 50 años, y que ha causado la muerte de cerca de un cuarto de millón de personas.

No son muchos los colombianos, que parecen preocuparse por el tema.

La abstención en las elecciones del domingo pasado fue del 60%, la más alta en la historia moderna del país.

Sin embargo, los recientes avances en el proceso de paz entre el Gobierno y la principal fuerza rebelde del país - las FARC -, podrían haber puesto fin a una racha de tres meses de caída de la popularidad de Santos.

El mes pasado, las FARC acordaron salir del negocio de la cocaína, su principal fuente de ingresos, a cambio del apoyo a la agricultura convencional en varias zonas rurales.

Los ingresos adicionales podrían provenir de nuevas licencias para explotar potenciales reservas de gas y petróleo en algunas zonas del país dominadas por las FARC.

Un segundo mandato le permitirá continuar las negociaciones, con el fin de resolver las cuestiones pendientes, como la reparación de las víctimas y el posible castigo para los líderes de las FARC, dice Santos.

Las negociaciones se iniciaron en 2012 en La Habana.

Por su parte, Zuluaga volvería a la línea adoptada por Uribe, de no negociar hasta que las FARC detengan todos los actos de lo que el candidato llama "violencia criminal".

En favor de Santos, la violencia se ha reducido desde que asumió el cargo, mientras que la economía colombiana ha tenido una saludable tasa anual del crecimiento, de un promedio del 5%.