Jueves 23 septiembre 2021

Logo Central America Link

Con la magia y el ritmo: de noche en el D.F.

Lunes 13 octubre, 2014


 

Max Emilio Bassarelli

La noche es un garaje de doble fondo, aquí y allá la magia marca el ritmo”, narra el texto del cantautor y poeta mexicano Jaime López en la canción De noche, que popularizó Eugenia León hace 20 años. Y parece que la musa inspiradora fue la Ciudad de México, con su doble fondo, con su magia, con su ritmo.

Atravesarla de norte a sur, en una sola velada, es imposible. Pero fragmentada, es toda una aventura. Hay que saborearla paulatinamente, para no atragantarse con todo lo que ofrecen sus museos, con sus edificios coloniales, con el modernismo contrastante, con sus personajes clandestinos, con sus sitios de bebida y comida, de baile y desenfreno.

En el Centro, luego de la media noche, llegan a Plaza Garibaldi, al Museo del Tequila y el Mezcal y a Tenampa cientos de curiosos a festejar o lamentarse de sus penas, dándole brillo al corazón de la zona.

A pocos metros está la que ha sido faro y centinela por años, la Torre Latinoamericana. Este punto de referencia está plantado en el Eje Central, y de ahí podemos ir hacia el Museo del Estanquillo, donde los viernes sale una cantante de ópera al balcón para interpretar un aria; o también al Casino Español, que recibe a los invitados de bodas, graduaciones y bautizos.

Hablemos de calles. En República de Cuba está el Salón Marrakech, símbolo de la diversidad e imán para bailar todo tipo de música. Y en Bolívar 24 está el inigualable Salón Corona, con las mejores tortas al pastor de la región. Y si se busca cultura, es bueno consultar la agenda del programa Museos de Noche, que el último miércoles de cada mes, los abre de 7.00 p.m. a 10.00 p.m. y ofrece conferencias, charlas y exhibiciones.

“La noche es denso vino clandestino, la noche es el exilio en la ciudad”, sigue la canción de López, y encaja a la perfección con el viaje nocturno capitalino: licores y mezcales, vendedores y empleados transformados en personajes del momento.

Vámonos a otra calle: el Paseo de la Reforma. Allí, la Alameda y Bellas Artes refrescan el ambiente, soberbias y majestuosas. Iluminadas, brillantes. Una con tanta gente y tanto bullicio. La otra, con su arquitectura deslumbrante. Todo es un juego geométrico multicolor y de estilos: el monumento conocido como El Caballito, la Bolsa de Valores y el modernísimo Hotel St. Regis. También están la Diana Cazadora, el Ángel de la Independencia, la Estela de Luz, la exhibición pictórica o fotográfica al aire libre afuera del Parque de Chapultepec y el Auditorio Nacional. Todo salpicado a su alrededor con restaurantes, bares y cafés que se convierten en anclas para no dejar la zona.

Cerca está Polanco, con el Museo Soumaya, en Plaza Carso, que acoge a un centro comercial donde no es necesario salir para pasar una velada agradable: cine, cena, baile. Y a unas cuadras, el recién inaugurado Museo Jumex.

“La noche es mi trinchera, de noche todo estalla, de noche por favor no quiero paz, prefiero la batalla”, continúa la pieza musical en voz de la León. Hoy parece recién escrita.

Hacia el sur, en la avenida de los Insurgentes, se vive otra arteria que marca el pulso citadino. Muy cerca de ahí está el Mama Rumba, para los que bailan salsa y cumbia, y a pocas cuadras se encuentra el Patrick Miller, con tecno para quien busca zapatear y taconear hasta que el sudor lo deshidrate. Vibra el D.F. iluminado en este largo tramo, donde destacan los aparadores y las parejas que buscan un rincón para besarse. Los restaurantes de todas las nacionalidades y especialidades que abren hasta las 2.00 a.m. Y, claro, las taquerías para desvelados, como El Gallito.

En las inmediaciones está el World Trade Center y el Polyforum Cultural Siqueiros, que está en plena remodelación.

Al llegar a San Ángel, se ve cómo el mercado de las flores, la Avenida de la Paz, el centro cultural y la Plaza San Jacinto iluminan tanto como una luna más.

Finalmente, hacia el Sur, bajando por Miguel Ángel de Quevedo, el centro de Coyoacán invita a no dejarlo jamás. A departir hasta la madrugada en una banca en buena compañía, a beberse todo el mezcal posible.

Hacia el sur, en la avenida de los Insurgentes, se vive otra arteria que marca el pulso citadino. Muy cerca de ahí está el Mama Rumba, para los que bailan salsa y cumbia, y a pocas cuadras se encuentra el Patrick Miller, con tecno para quien busca zapatear y taconear hasta que el sudor lo deshidrate. Vibra el D.F. iluminado en este largo tramo, donde destacan los aparadores y las parejas que buscan un rincón para besarse. Los restaurantes de todas las nacionalidades y especialidades que abren hasta las 2.00 a.m. Y, claro, las taquerías para desvelados, como El Gallito.

En las inmediaciones está el World Trade Center y el Polyforum Cultural Siqueiros, que está en plena remodelación. Al llegar a San Ángel, se ve cómo el mercado de las flores, la Avenida de la Paz, el centro cultural y la Plaza San Jacinto iluminan tanto como una luna más.

Finalmente, hacia el Sur, bajando por Miguel Ángel de Quevedo, el centro de Coyoacán invita a no dejarlo jamás. A departir hasta la madrugada en una banca en buena compañía, a beberse todo el mezcal posible

Millas que se acumulan hacia México por trayecto en tarifa Promo para un nivel LifeMiles, saliendo de Bogotá desde 981 millas; de San Salvador, desde 384; de San José, desde 593 millas, y saliendo de Lima, desde 1.319 millas. Para consultar las millas que se acumulan desde cualquier otro destino consulta LifeMiles.com

Ingresa a Avianca.com y consulta los itinerarios de vuelos que mejor se acomoden a tus necesidades de viaje. Si lo prefieres revisa la sección de Servicio de esta revista.

PRECIPITACIÓN (mm)
7,6 5,6 10,4 23,1 56,5 134,9 161,4 153,4 127,8 54,1 12,8 6,9
TEMPERATURA MÁXIMA (°C)
Moneda
1 USD = 12,9 Pesos mexicanos
Historia
Antes de la refundación española a manos de colonos en 1521, México-Tenochtitlán había sido fundada en 1325.
Altura
2.240 msnm
Gentilicios
Chilango
Defeño
Población
8’851.080
Zona metropolitana:
20’116.842
Transporte
Metro: si viajas durante la tarde o noche, recuerda que, aunque es seguro, hay que ser precavidos.
Ten en cuenta también que deja de funcionar a la medianoche.
Taxi: tómalo en las bases que están distribuidas en toda la ciudad. Si lo haces en la calle, verifica que las placas y la calcomanía pegada en la ventana coincidan en números.
Ojo
Si vas a Garibaldi a cantar con los mariachis, primero pregunta las tarifas con varios de ellos y decídete por el que más te convenga.
Clima
Basta una chaqueta ligera.
Solo en invierno puede ser necesario un abrigo.
En verano la lluvia es frecuente, por lo que se recomienda paraguas.

Este y otros artículos de destinos puede encontrarlos en www.aviancaenrevista.com.