Jueves 14 noviembre 2019

Logo Central America Link

Concesiones del Gobierno no son las que buscan indígenas

Lunes 13 febrero, 2012


Adelita Coriat
Panamá América, Panamá

Los ngäbes y buglés sostienen su posición de prohibir la minería y la instalación de hidroeléctricas en sus comarcas o en zonas anexas, o asentamientos, una exigencia que pone en aprietos al Gobierno por los compromisos ya adquiridos y los heredados de gobiernos anteriores, en relación a las concesiones dentro y fuera de la comarca indígena.

Es una lástima que, sentados en San Lorenzo, no se hayan puesto de acuerdo en la redacción del polémico Artículo 5, que centra la atención de todos en el Parlamento. Las comarcas guardan una gran reserva de cobre en Cerro Colorado, uno de los yacimientos más importantes del planeta. Especialmente cuando los metales han tomado tanto valor en los mercados internacionales, podrá usted imaginarse cómo se le cae la baba a cualquier empresa que está esperando echar mano al bendito cerro que los indígenas pretenden conservar intacto.

La cacica Silvia dijo sentirse indignada por la invitación que le hizo el presidente para comer y tomar tragos en la Presidencia, “compraconciencia ganó con la mentira”, dijo en referencia a las actuaciones de Martinelli. Mostraron que, aunque en sus comarcas no hay escuelas de primera, muchos son más cultos que cualquiera, tienen dignidad y exigen respeto.

Hablando de respeto, qué ignorancia la de algunos diputados en generalizar a la etnia como borrachos o drogadictos. A muchos se les ha olvidado que las luchas sociales se componen de una mística particular, solo basta escuchar los discursos de sus líderes en la Asamblea o en los medios para conocer cómo han superado el nivel de diálogo, sus argumentos, los tuiteos, y la forma de comunicar sus necesidades. Quien insista en catalogarlos de ignorantes corre el riesgo de personificar a un verdadero incompetente. Sus dirigentes se capacitaron para saber qué contestar en distintos escenarios, cómo negociar con los políticos y cómo llegar a la opinión pública. La cacica Silvia supo poner en claro la gran diferencia que existe entre el poder gubernamental y su pueblo, incluso diplomáticamente llamó mentiroso al presidente.

Los indígenas deben tener presente que esta ola de simpatía no es eterna, que el país requiere desarrollo y que el territorio nacional debe planificarse, razón por la que la posición sobre las tierras anexas debería ser analizada con más detenimiento en la propuesta indígena, aislando el criterio del uso de la comarca para sus propios habitantes.

Leer más...