Sábado 26 septiembre 2020

Logo Central America Link

Consejos para contratar a la persona perfecta

Jueves 15 mayo, 2014


 

 

 

 

 

Asumir a un nuevo candidato para una determinada posición es una tarea que requiere tiempo, esfuerzo y compromiso por parte del empleador. Tomar una mala decisión puede repercutir negativamente en la productividad y, por lo tanto, en los ingresos de la compañía. Por esta razón, antes de iniciar un proceso de selección es necesario tener en cuenta una serie de pasos y consejos para reducir al máximo el margen de error y asegurarse un buen resultado.

1. Definir el puesto: Antes de dar a conocer el puesto vacante es necesario realizar una descripción detallada del mismo. Efectuar correctamente esta fase ahorra tiempo y esfuerzo tanto al empleador como al candidato en la búsqueda de empleo. De ahí la importancia de determinar cuáles serán las funciones y el tiempo necesario para llevarlas a cabo. A su vez, se deben incluir las habilidades técnicas y personales que se buscan.

2. Pedir información extra: Se puede pedir que junto al curriculum, se envíe un proyecto realizado en el pasado, se complete un test o se haga una pequeña prueba escrita para poder valorar mejorar las aptitudes del postulante.

3. Redes sociales: No pueden ser el único método utilizado para dar a conocer las ofertas o seleccionar a los candidatos ya que se corre el riesgo de dejar a un lado a posibles candidatos que podrían cumplir perfectamente con los requisitos para el puesto requerido pero que carecen de presencia o de una participación activa en las redes sociales.

4. Mailing: Una buena fórmula para dar a conocer la posición vacante y llegar al público que se busca es hacer mailing con gente del sector, es decir, clientes, colegas, proveedores u otro tipo de profesionales para así ponerlos al día del puesto de trabajo. Es un método para conseguir candidatos recomendados por gente cualificada.

5. Preselección: Para realizar una primera selección se puede dividir a los postulantes en tres grupos: A, B y C. Los primeros son aquellos que cumplen con todos los requisitos, los segundos, en cambio, solo cumplen con algunas de las características que se han pedido y los terceros son aquellos que no se corresponden con el perfil.

6. Estrategia SWAN: Se trata de un método para elegir al candidato perfecto, el cual debe ser: inteligente, ambicioso, alguien que trabaje duro y alegre. Este tipo de personas rinden mejor desde el primer día, son personas optimistas y mejoran el ambiente de la empresa.

7. Experiencias pasadas: En lo que se refiere a la fase de entrevistas es importante huir de las preguntas generales, recurriendo siempre a ejemplos concretos o situaciones específicas del pasado.

8. Ley de los tres: Es la estrategia utilizada por Google. Consiste, en tener al menos a tres candidatos por cada puesto vacante, entrevistar a la persona en tres sitios diferentes y en contar con tres personas del equipo durante el proceso de selección. Así, se disminuye el margen de error gracias a la variedad, es posible ver cómo se comporta el candidato en distintos ambientes y se aumenta la buena predisposición por parte de los empleados para recibir al nuevo integrante del equipo.

9. Probar al candidato: Una vez elegido el candidato para el puesto lo más recomendable es establecer un período de prueba de dos semanas para ver cómo se adapta a la empresa, cuáles son sus habilidades, cuán rápido y bien aprende, etc. De esta forma, si la persona no cumple con los requisitos necesarios es mucho más sencillo rescindir el acuerdo.

10. Plataformas de microtrabajos: Otra buena recomendación, especialmente para las pequeñas empresas, es recurrir a profesionales freelance a través de páginas como Fiver.es, Gigsbag o Genniuz donde se pueden conseguir candidatos a bajo coste. De esta forma, es posible probar a distintos profesionales que cumplen con el perfil, otorgándoles pequeños trabajos para evaluar sus capacidades sin tener que arriesgar demasiado.

Autora: Liliana Costa