Domingo 15 diciembre 2019

Logo Central America Link

Corrupción vs. desarrollo socioeconómico

Jueves 23 septiembre, 2010


Antonio José Boza Ramírez
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
No se requiere ser instruido(a) para comprender que la corrupción es una lacra de la sociedad y la economía de cualquier país. Es decir, la corrupción impide el desarrollo socio-económico e incrementa la pobreza. Por ende, a mayor corrupción mayor inequidad, desigualdad e injusticia, lo que desemboca en mayor pobreza y pobreza extrema.
 
Todo ello se deriva de políticas socioeconómicas mal enfocadas, y por ende mal encauzadas, ya que no contemplan apego a alguna norma ética profesional que regule las actividades que se realizan en el marco de una profesión, un código de ética que fije normas que regulen el comportamiento de las personas dentro de una empresa o institución, lo que supone una normativa interna de la empresa (indistintamente que ésta sea pública o privada) de cumplimiento obligatorio para todos los empleados, es decir, la aplicación de lo que ahora se conoce como la deontología profesional.
 
El desarrollo socioeconómico está estrechamente ligado al desarrollo humano, porque el ser humano es el objetivo real del desarrollo socioeconómico. Por consiguiente, el fin del desarrollo es el hombre. No hay que confundir el medio con el fin, que suele suceder cuando la corrupción tiene lugar.
 
Las decisiones equivocadas de los gobiernos de turno, que no saben o no quieren darle continuidad a programas de desarrollo financiados por los organismos internacionales (BID, BM, BCD, UE, etc.) complementados con fondos propios del presupuesto de la República como contrapartida, coartan este desarrollo por efectos de la corrupción.