Lunes 23 noviembre 2020

Logo Central America Link

Costa Rica está obligado a vender calidad

Martes 10 febrero, 2015


 

Costa Rica es un país caro, cuando se trata de la venta de bienes y servicios a extranjeros.

El reto para los exportadores por ahora todavía es modesto.

Es cierto que los últimos dos años han visto fuertes caídas en el valor de las monedas de Colombia, México, Canadá y Europa.

Como esas monedas se deprecian, los bienes y servicios de los países se vuelven atractivos para los compradores extranjeros.

Por otra parte, el tipo de cambio no se ha movido mucho en los países centroamericanos, con que compite Costa Rica.

En comparación con el dólar de Estados Unidos, el costo del dinero en Costa Rica y Nicaragua se ha mantenido casi lo mismo.

Ha habido poca variación además en los casos de Panamá y El Salvador, que utilizan el dólar como su moneda.

El quetzal de hecho subió en valor, de modo que incrementa el precio de las exportaciones guatemaltecas.

Para seguir siendo un país con una moneda fuerte, Costa Rica tiene que vender calidad.

Las operaciones especializadas en agricultura, medicina, turismo y tecnología tienen potencial, al contar con un alto valor agregado.

Ya hay varios ejemplos de éxito.

La piñas costarricenses están colocadas en las tiendas de América del Norte, Europa, Rusia y Turquía.

El turismo y café se distinguen en todo el mundo.

Si se ofrecen los productos y servicios de alta calidad, se podría cobrar buenos precios.

Es mejor que la alternativa de ser un país barato y pobre.