Domingo 13 junio 2021

Logo Central America Link

Creciente desnutrición de millones de guatemaltecos

Lunes 01 noviembre, 2010


Eduardo Villatoro
La Hora, Guatemala

Un estudio de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), citado en un despacho de prensa originado en Guatemala escrito por el acucioso periodista Danilo Valladares, de la agencia IPS, señala que la producción de maíz -principal cultivo de subsistencia del guatemalteco, sobre todo de las clases más pobres- ha mermado por causa del cambio climático, y de ahí que la proyección de cosechas para el período de mayo de este año al mismo mes de 2011 es de 28 millones de quintales, insuficiente para atender las necesidades de consumo que suma 40 millones de quintales, o sea que se registra un déficit de 12 millones de quintales.

Declaraciones atribuidas al director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Eddy Sánchez, dan cuenta que para contrarrestar esa carencia Guatemala debería adoptar medidas de adaptación frente al recalentamiento global, utilizando semillas resistentes a las inundaciones y la sequía, y diversificar sus cultivos.

 "Se prevé que el fenómeno de La Niña se prolongue durante 2011 con lluvias extremas. En los próximos años seguirán prevaleciendo los extremos climáticos," subrayó Sánchez cuando lo entrevistó el corresponsal de IPS, quien explica que La Niña se caracteriza por el enfriamiento de los océanos y el aumento de los vientos alisios, que viajan de este a oeste sobre la línea del Ecuador, lo que provoca lluvias torrenciales, como las que acabamos de sufrir en semanas recientes y cuyos efectos permanecen.

Guatemala debería prepararse para atender el hambre de millones de sus habitantes, sobre todo porque la situación actual podría agravarse el año entrante a causa del cambio climático y por la fuerte dependencia del cultivo de granos. La población desnutrida aumentó de 15 % (1.4 millones de habitantes) en el período 1990-1992, a 21 % (2.7 millones de personas), como consecuencia de varios factores, entre los cuales el calentamiento global y la concentración de la riqueza en una codiciosa minoría de privilegiados, que se niega sistemáticamente a que se eleve la carga tributaria, una de las más bajas de Latinoamérica, agregado a la negligencia del Gobierno de encarar con energía y prontitud las causas y los efectos del cambio climático.

Leer más…