Lunes 18 noviembre 2019

Logo Central America Link

Crisis capitalista fase III

Viernes 09 septiembre, 2011


Lic. Valentín Barahona Mejía
El Nuevo Diario, Nicaragua

Nuevamente el sistema capitalista entró en profunda crisis, ésta se origina en la mayor potencia del mundo, los Estados Unidos, cuando Barack Obama no pudo conseguir los votos en el Congreso Norteamericano para solventar los problemas domésticos en cuanto a Seguro Social, seguro médico, aumento del empleo, disminuir el déficit, aumentar impuestos a los más ricos. Si no conseguía el acuerdo, Estados Unidos no podría honrar sus obligaciones de pago, la situación provocó la caída de las bolsas de valores en Estados Unidos, Europa y Asia, por lo cual los expertos económicos pronostican una debacle del capitalismo, similar o peor a la que se vivió en el año 2007.

Un nuevo terremoto se viene sobre los pueblos, cuando aún no se ha dado una recuperación económica de la crisis hipotecaria de 2007. Las perspectivas serán lóbregas, los efectos de esta crisis se sentirán en las economías de los países del mundo, las potencias económicas como España, Italia, Inglaterra, Grecia y otros han tenido que recurrir a medidas de austeridad, afectando programas sociales en educación, salud, cierre de fábricas, aumento del desempleo, hay manifestaciones de descontento, jóvenes y trabajadores demandan solución a los problemas que está ocasionando la crisis del capitalismo.

Ante la gravedad de la situación, los apologistas del modelo económico han esgrimido todo tipo de argumentos, defiende a ultranza el sistema, buscan chivos expiatorios, responsabilizan de la crisis a los bancos, a la especulación, otros dicen que la culpa es de los gobiernos, por no imponer controles a los agiotistas y especuladores. Los acólitos creen que el problema es exógeno y no intrínseco. Hay quienes resignadamente aceptan las crisis del capitalismo como algo ineluctable, enarbolan la falacia de las vacas gordas y las vacas flacas, aseveran que la crisis es un purgante necesario que sirve para limpiar el organismo de las impurezas y que después de la tormenta vendrá la calma.

Leer más...