Lunes 21 septiembre 2020

Logo Central America Link

Crisis en Ecuador: espacio para reflexionar

Lunes 04 octubre, 2010


Oguer Reyes Guido
El Nuevo Diario, Nicaragua

Una vez más estalló la crisis política en Ecuador. Este país sudamericano se ha caracterizado en los últimos años por ser uno de los más inestables en lo que a sus estructuras institucionales democráticas se refiere. Esta nueva crisis nos da la oportunidad de reflexionar sobre algunos temas de trascendental importancia.

Primero: gobernar hacia adentro. Cuando un mandatario como Rafael Correa se dedica- en vez de gobernar su país- a la construcción del socialismo del Siglo XXI a nivel continental y además a atacar al imperialismo norteamericano en cada oportunidad que tiene haciéndole responsable de cada uno de los fracasos de la política interna en el Ecuador y, adicionalmente, se dedica a escribir libros sobre el neomarxismo y la reconversión ideológica del socialismo latinoamericano; es natural inquietarse puesto que, obviamente, se trata de un caso en el que el presidente está gobernando en función de intereses foráneos. Intereses que, por muy bolivarianos que sean, no resuelven la problemática interna del Ecuador.

Segundo: Unir a la nación. Éste es el aspecto estratégico más reprochable que tienen los presidentes de la nueva ola izquierdista latinoamericana. Un presidente de la república no debe gobernar al país en función de su clientela política. Un presidente de la república debe ser, ante todo un Estadista. Esta última categoría le ha quedado demasiado grande al Sr. Correa y sus congéneres ideológicos como la Sra. Cristina Fernández, de Argentina, quien al estallar la crisis en Ecuador salió presurosa a declarar ante los medios de su país que ella también enfrenta movimientos desestabilizadores internos que, cosa rara, asoció con los medios de comunicación. 

Correa se ha dedicado a dividir más al país y a promover el odio de clases y la reconversión socialista inconsulta, es decir por decreto presidencial, para que el Ecuador se encamine alegremente a adoptar la vieja ideología socialista fracasada en Europa del Este y en la mayor parte del mundo; sería de toda lógica suponer que enfrentará la resistencia de una parte importante de la sociedad ecuatoriana. El Ecuador en crisis no es una noticia que sorprenda después de haber visto lo ocurrido en los últimos años en ese país sudamericano. Sin embargo, los errores de Rafael Correa abren un espacio de reflexión. ¿Hasta dónde es legítimo gobernar un país basándose en el odio de clases, en la exclusión de una parte importante de la sociedad? 

Leer más…