Jueves 22 agosto 2019

Logo Central America Link

Cuentas por cobrar

Lunes 12 julio, 2010


Adelita Coriat
Pa Digital, Panamá 
 
El gobierno enfrenta su peor crisis y no ha demostrado ser capaz de atenderla en forma ingeniosa. Da la impresión que no saben qué hacer para tomar las riendas y “controlar” la situación desbordada producto de la acumulación de varios factores. Uno de ellos ha sido el abandono, el olvido en que ha quedado la población bocatoreña por décadas ante la mirada de los gobernantes de turno. 
 
Otro puede obedecer a la multiplicidad de grupos que buscan figurar en liderazgo, cualquiera que sea su tinte. Un protagonismo donde el gobierno pareciera estar ausente. Lo más grave es que este tipo de escenarios son reiterativos en varias provincias del país que se ven reflejadas en el mismo espejo, donde solo basta encender la mecha para fotocopiar el caos bocatoreño.
 
 Algunos brotes se vislumbran en la capital con protestas y llamado a paro de labores por los principales gremios sindicalistas. Estos sienten peligrar su estabilidad económica, la ley 30 no establece la obligatoriedad del empleador para descontar las cuotas, una de las conquistas más beligerantes del gremio. 
 
¿Qué ha hecho el gobierno ante esta situación? En un principio, al aprobar la ley 30, dio la impresión de que sentía control sobre lo actuado, subestimó el descontento sindicalista, y éstos, le enviaron una cuenta por cobrar de arrogancia y prepotencia. Ante el caos, pareciera que el gobierno no sabe cómo atender el problema; su inexperiencia en estos asuntos, la imposición, la forma, y velocidad empleada les están dando una lección en cucharadas grandes.