Miércoles 12 mayo 2021

Logo Central America Link

Cuidado con los “puntos calientes”

Viernes 16 septiembre, 2011


Se aconseja siempre discreción al usar los “hotspots”: si se conecta a una red no codificada o mal codificada, sus datos pueden ser interceptados con facilidad. 

A todos les sirven y nadie quiere renunciar a ellas: las redes inalámbricas locales, más conocidas por la abreviatura Wi-Fi, han facilitado la vida y la navegación por Internet.

Los “puntos calientes” o, en inglés, “hotspots”, suelen ser gratuitos, y casi todos los accesorios móviles, desde el laptop hasta el smartphone, pueden conectarse a ellos. Pero la mayoría de estas redes no están aprovechadas al máximo de su capacidad.

En todo caso, se aconseja siempre discreción al usar puntos públicos de acceso inalámbrico: si se conecta usted a una red no codificada o mal codificada, sus datos incluyendo datos confidenciales pueden ser interceptados con facilidad.

Si de forma excepcional debe usted navegar por un acceso abierto y por páginas no encriptadas, la BSI recomienda desconectar la sincronización automática de servicios online, especialmente en accesorios móviles.

En todo caso, hay algo obligatorio para todos los accesorios: tras el término de una sesión con redes inalámbricas abiertas, se deben borrar de inmediato los perfiles de esa red, a fin de impedir en el futuro una conexión automática a ese acceso.

Puntos calientes que trabajen con la encriptación WPA2, la norma de uso actual, pueden ser considerados como adecuadamente seguros. Lo que se recomienda es el uso de una compleja contraseña de al menos 20 caracteres, y de ningún modo con una palabra o un nombre conocidos. 

La BSI recomienda usar la norma WPA2 también en routers domésticos. Hay ya pronunciamientos judiciales en diferentes países, según los cuales puede ser considerado como corresponsable quien no asegure debidamente su red de modo de impedir que manos extrañas puedan descargar de ella contenidos ilegales.

Fuente: La República