Sábado 31 octubre 2020

Logo Central America Link

De depósitos humanos a unidades productivas

Viernes 26 agosto, 2016


 

Como en gran parte de las cárceles de Centroamérica, impera la ley del más fuerte en las de Costa Rica.

Conviven sentenciados por robo agravado, homicidio, abuso sexual, narcotráfico, así como de otros delitos no violentos. Los presos están amontonados.

Pero ahora también en Costa Rica existen las llamadas productivas. Son centros penitenciarios diseñados para fomentar los espacios conjuntos de trabajo y estudio, con el objetivo de que los privados de libertad pasen el menor tiempo encerrados y desarrollen habilidades para insertarse en el mercado laboral, una vez concluida la pena, informó el periódico  La República en un análisis de los centros penitenciarios de ese país.

Actualmente, tres centros penitenciarios de este tipo se construyen en el país: Pococí, Pérez Zeledón y San Rafael de Alajuela, contiguo a La Reforma. Este último es el de mayor avance.

La unidad productiva de San Rafael, en un espacio de casi 10 mil metros cuadrados, albergará a 704 privados de libertad, distribuidos en 11 módulos para 64 personas cada uno.

Cada módulo tendrá ocho cuartos y un baño con loza antivandálica por dormitorio.

Los reclusos solo llegarían a dormir a estos espacios, mientras que en el resto del día estarán estudiando o trabajando.

Serán las personas de ámbitos de contención mínima quienes tendrán la posibilidad de mudarse al nuevo centro.

Su edificación lleva cuatro meses y estaría finalizada para marzo de 2017, de acuerdo con Van der Laat & Jiménez, constructora a cargo.

Este centro tiene un costo de unos $22 millones, que salen de un préstamo del BID, y ya lleva un avance del 30%.