Lunes 23 septiembre 2019

Logo Central America Link

De una vez por todas

Jueves 10 junio, 2010


Róger Martínez Miralda
La Prensa, Honduras

Si hay algo que hace que los seres humanos aspiremos cotidianamente a la perfección, eso es el trabajo. La pertenencia misma al mundo hominal pasa, necesariamente, por el tamiz de la actividad productiva.

A la vista está que las naciones que han alcanzado mayores estadios de desarrollo han debido realizar esfuerzos muchas veces titánicos y organizar la vida social de modo que cada uno de sus miembros aporte lo mejor de sí en pro del bien común. Lo que hoy tienen los alemanes o los japoneses o los taiwaneses no les ha caído del cielo. Lo que hay detrás de cualquier país económicamente poderoso y, por lo mismo, políticamente estable y socialmente equilibrado, es sudor, desvelo, sacrificio, ahorro y, por supuesto, mucho, mucho trabajo.

Los hondureños, a pesar de todo lo que nos ha pasado y nos sigue pasando, todavía pensamos que el progreso llegará desde fuera; que el desarrollo será posible con donaciones y préstamos; que los Estados ricos se compadecerán de nuestra miseria y, generosamente, llenarán las arcas nacionales para que nosotros construyamos escuelas, hospitales y carreteras y demos de comer a nuestra población.
Y la realidad es muy distinta.

Los gobiernos amigos, y quiero decir los que han demostrado que lo son en las buenas y en las malas y no por mezquinos intereses políticos, están un poco hartos de poner dinero en un pozo sin fondo de proyectos sin resultados tangibles y de inyectar dinero que termina en bolsillos particulares o se utiliza para hacer proselitismo partidario. Los actuales gobernantes y los que somos gobernados no podemos continuar metiendo la mano e inspirando lástima, cuando lo que debemos hacer es arremangarnos de una vez por todas y trabajar en serio.

Leer más…