Viernes 17 septiembre 2021

Logo Central America Link

Desalentadoras perspectivas económicas mundiales

Lunes 30 enero, 2012


Claudio M. de Rosa
La Prensa Gráfica, El Salvador

Por el lado preocupante, los países con alto endeudamiento, déficit fiscal e inflación tienen poco margen para actuar si el crecimiento se desacelera. Esta es la situación de El Salvador.

Recién comienza 2012 y las perspectivas económicas mundiales son desalentadoras, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), pues también está en riesgo la estabilidad financiera mundial ante la escalada de la crisis de deuda de la eurozona. Por esto, el FMI redujo su proyección de crecimiento económico mundial para 2012 de 4%, hecha en septiembre de 2011, a 3.3% ahora en enero.

Olivier Blanchard, economista en jefe del FMI, fue enfático: “Hablo de una mala noticia, existe el riesgo que termine la tendencia de revitalización de la economía mundial. Si bien el centro de la crisis está en Europa, los efectos se han difundido hacia muchas regiones del mundo. Y lo más peligroso es que, si se empeora la crisis financiera en la eurozona, retrocederá otra vez la economía mundial”.

Para el FMI, la situación se complica porque la estabilidad financiera está en alto riesgo, porque los bonos de la zona euro pagan cada vez mayores tasas de interés por el riesgo que representan; y el Banco Central Europeo debe hacer cada vez mayores intervenciones para mantener a flote al sistema financiero de la zona euro. Ante esto, el FMI estima que la eurozona entraría en una leve recesión en 2012, la cual ya estaría afectando a países en otras partes del mundo, como EUA, países de mercados emergentes y otros en desarrollo.

Para enfrentar esta posible crisis, Christine Lagarde, directora gerente del FMI, dijo que su institución está preparada y que espera obtener unos $500 mil millones adicionales para préstamos. La situación es preocupante, aunque hay tiempo y espacios para hacer reajustes y evitar lo peor, lo cual demanda la puesta en marcha de políticas fiscales austeras, para no contraer nuevas deudas

crediticias, especialmente en España, Italia y otros miembros de la UE. Pero encontrar la solución es algo complicado, porque hay serias discrepancias entre los líderes europeos. Por ejemplo, el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, ya dijo que no firmará el nuevo tratado que endurece los controles sobre el déficit de los estados. Para Helle Thorning-Schmidt, primera ministra de Dinamarca, “la crisis se debe a la falta de disciplina de algunos estados miembros de la Unión”. Y para el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, “la crisis se produjo porque los países ricos han dado por hecha su prosperidad”.

Leer más...