Domingo 18 agosto 2019

Logo Central America Link

Desarrollo rural (II)

Martes 01 noviembre, 2011


Miguel Gutiérrez
Prensa Libre, Guatemala

En columna previa se señalaba la relevancia para el país de contar con una estrategia de desarrollo rural. No existe punto de inicio sin el impulso del desarrollo rural. Toda iniciativa de reducción de pobreza seria debe contar con programas de atención social, educación y salud, pero la estrategia de generación de ingreso en la ruralidad es indispensable, innegable. El diálogo serio, consiente y alejado de creencias ideológicas es básico, es importante, y hacer una revisión científica de experiencias y consenso académicos actuales.

Esta columna pretende hacer un llamado a la seriedad en el inicio del diálogo en el tema, dada la existencia de una propuesta que vive, muere y revive cíclicamente; la conocida 40-84. Véase algunos párrafos relevantes de la propuesta que vale la pena revelar: “implementar una política comercial en función de la protección de la producción nacional de alimentos; revisar los Tratados y Acuerdos Comerciales Internacionales en función de los objetivos del desarrollo rural integral”.

El entorpecimiento de las exportaciones y de la certeza de la inversión derivado de una revisión unilateral conlleva a costos gigantescos; además de un esfuerzo muy grande en términos de administración comercial que no cuenta el Estado de Guatemala con las capacidades de trabajar este tema de esa forma. En término de exportaciones, donde se requiere respeto de protocolos zoofitosanitarios y aranceles cero en sectores pujantes, hoy, como los vegetales, minivegetales, tomate, chile, cebolla, arveja, entre otros, sería de daños profundos, y cerraría la posibilidad de la apertura a otros sectores. Adicionalmente se daría un estancamiento marcado de la inversión extranjera que proviene no solo de los países desarrollados, sino de Centroamérica, hoy importante en los sectores de telecomunicaciones, energía e industria. Por otro lado, la implementación de una política de autarquía alimentaria necesariamente cuenta con una política de protección arancelaria, necesariamente un incremento del precio del maíz y granos en el país, afectando el ingreso de las familias y de la industria de alimentos, principalmente la de la carne de pollo, cerdos, pastas y alimentos procesados con contenido de granos. El incremento del precio de la carne de pollo, cerdo y alimentos sería de alrededor del 110%. Este cambio de precios afectaría el ingreso de las familias y al encarecerse esta fuente de proteínas se produciría un deterioro de la dieta alimentaria, pérdida de ingresos de las personas y pérdida de competitividad de la industria de alimentos de Guatemala.

Leer más...