Domingo 17 noviembre 2019

Logo Central America Link

Desarrollo social, pobreza y educación

Jueves 28 julio, 2011


Eloy Romero Arrechavala
El Nuevo Diario, Nicaragua

La pobreza es, sobre todo, un indicador de incapacidad social. Evidencia que una sociedad no ha logrado generar las respuestas apropiadas para satisfacer sus demandas básicas y que no ha podido articular un sistema educativo para formar las competencias humanas y sociales que sean las bases de los procesos de inclusión social. Por eso, más que crecimiento, la angustiosa necesidad de nuestras sociedades  es lograr desatar dinámicas de desarrollo.

En efecto, de acuerdo con las últimas mediciones de la pobreza en América Latina, 222 millones de personas -un 43 por ciento de la población- sufren privaciones que les impiden acceder a los derechos políticos y sociales de la ciudadanía. De ellos, 96 millones perciben  ingresos que no alcanzan para su alimentación básica.

Pero hay que apuntar que el solo crecimiento económico no soluciona el problema de la pobreza, y la educación representa la clave para resolverlo de manera exitosa. Resulta imperioso garantizar la inclusión de los más pobres en el sistema educativo, ya que a mayor nivel de educación son más altas las probabilidades de superar la pobreza. Se estima que  un individuo reduce en un seis por ciento la probabilidad de ser pobre por cada año de educación. La educación es considerada como la inversión social con las más altas tasas de retorno, tanto para la sociedad como para los individuos, aspectos corroborados por la historia del desarrollo de las naciones.

 Leer más…