Miércoles 21 agosto 2019

Logo Central America Link

Desastres naturales y vulnerabilidad agrícola

Jueves 03 noviembre, 2011


Eloy Ortega Souza
El Heraldo, Honduras

En Honduras, el sistema de baja presión del 10 al 16 de octubre recién pasado trajo consigo mayor cantidad de agua que el huracán Mitch y su tormenta tropical, causando inundaciones, especialmente en la zona sur, Choluteca y Valle, y a su paso destruyó viviendas, infraestructura básica y productiva, cultivos y ganado, provocó deterioro de recursos naturales y pérdidas de vidas humanas, dejando cientos de personas sin hogar, a decenas de miles damnificadas y psicológicamente traumatizadas.

Este evento natural, sumado a los otros como el Mitch, El Niño, Katrina, Michelle, La Niña, ha devastado y contribuido al retraso o retroceso del desarrollo económico y social de país. Los impactos de todos estos eventos naturales fueron, son y serán graves en el ámbito rural donde reside la gran mayoría de la población pobre y a su sector agroalimentario.

De todos los daños económicos acumulados y causados por los fenómenos naturales, el sector agropecuario y su producción han venido sufriendo un extenso y profundo deterioro, agravando la situación financiera en el agro hondureño.

Es importante retroalimentarse de las experiencias de solución asumidas en el Mitch y los otros fenómenos naturales para no dejar caer el agro hondureño en un estado de parálisis. Sin duda, el gobierno, productores y banqueros deben trabajar en armonía, logrando el equilibrio financiero que beneficie a todos. También es un buen momento para que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros CNBS apoye a los productores en la flexibilización del crédito agrícola, creando una categoría especial para el crédito agropecuario, lo mismo que sacar a aquellos productores que por causa de estos fenómenos naturales se encuentran en la central de riesgos.

Los problemas financieros que sufren los productores agrícolas luego de que son afectados por desastres naturales los conducen a buscar indemnizaciones, moratorias, readecuaciones de deudas y rehabilitaciones con dinero fresco, tasas preferenciales e inclusive condonación de deudas. En el caso de Honduras, y particularmente de la zona sur, si fuere el caso, esencial es readecuar y rehabilitar financieramente el crédito agrícola para reactivar las unidades de producción.

Leer más...