Jueves 23 enero 2020

Logo Central America Link

Desde cines a chorizos, una avalancha de inversión

Lunes 27 julio, 2015


 

Cines, chorizos, pan de molde, autobuses, centros comerciales, bancos, constructoras, medios de comunicación, inmobiliarias... No hay casi ningún sector en España que se resista al capital mexicano.

En los últimos años se ha producido una avalancha de inversiones en España protagonizadas por grandes fortunas del país latinoamericano.

“Los ricos mexicanos conocen muy bien el mercado español y saben que hay grandes oportunidades a buenos precios.

“Además, España supone para ellos la puerta de entrada natural a Europa”, explica Ramón Casilda, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles y consultor estratégico para América Latina, dijo a El País. “Otro motivo para su llegada es la necesidad que tienen de diversificación.

“México no está teniendo el crecimiento previsto y España supone un escudo para proteger su dinero”, añade Casilda.

A principios de los años noventa, la estatal Pemex adquirió un 5 por ciento de Repsol en la primera gran operación mexicana en España. Pemex siguió comprando títulos de la petrolera —llegó a ser el segundo accionista— pero no tuvo un efecto arrastre sobre otros inversores charros.

Sin embargo, a partir de 2012, en la peor fase de la crisis en España, los movimientos se multiplicaron.

Las recientes compras de Panrico por Bimbo o de Yelmo, la segunda mayor cadena española de cines, por Cinépolis, son los últimos acuerdos cerrados, aunque los expertos consultados creen que no serán los últimos.

“Una de las causas de este interés es la fortaleza del dólar.

“Los inversores mexicanos tienen el grueso de sus posiciones financieras en esta divisa y la ventaja que presenta el tipo de cambio, junto con las oportunidades que existen en España actualmente, hacen una combinación muy atractiva para este tipo de inversores”, según Iñigo Calderón, responsable de Key Clients del área de grandes patrimonios de Deutsche Asset & Wealth Management.