Lunes 21 octubre 2019

Logo Central America Link

Después de la luna de miel

Miércoles 09 febrero, 2011


Moisés Naím
Elsalvador.com, El Salvador

"La economía de Egipto ha resistido bien la crisis... Las amplias reformas adoptadas desde 2004 han reducido las vulnerabilidades fiscales y monetarias. La gestión económica ha sido mejor de lo esperado... La confianza de los inversionistas ha aumentado, la Bolsa de Valores se ha recuperado, los flujos de capital también y las reservas internacionales están creciendo...".

Estas fueron algunas de las conclusiones de la evaluación que hizo el Fondo Monetario Internacional sobre Egipto en marzo del año pasado. Antes, el Banco Mundial lo había situado en el primer lugar entre los países que estaban reformando sus economías. Es evidente que las reformas no le sirvieron de mucho a Hosni Mubarak. Más bien contribuyeron a su caída. ¿Cómo es posible?

Entre las varias razones hay dos muy importantes: la crisis mundial y la corrupción. La crisis desaceleró el crecimiento de Egipto, disminuyendo los beneficios que la población comenzaba, muy lentamente, a obtener de esos cambios. Pero lo más importante fue que la vasta corrupción, largamente tolerada por Mubarak, hizo que las reformas económicas fueran vividas por el pueblo como una trampa más de un Gobierno que cuidaba a los ricos e ignoraba a los pobres. En todo esto hay una importante lección para el Egipto que viene. 

Leer más...