Lunes 26 julio 2021

Logo Central America Link

Dos caminos

Jueves 04 noviembre, 2010


Fernando Carrera
El Periódico, Guatemala
 
El resultado de las elecciones presidenciales en Brasil y las elecciones de medio período en Estados Unidos indican dos caminos divergentes. Brasil ha decidido seguir apostando por un gobierno de izquierda pragmática, comprometido en estimular el crecimiento económico como reducir la pobreza y las desigualdades sociales. EE.UU. le da la espalda a las propuestas de Obama y abraza el credo conservador de menos estado, menos gasto público y menos deuda.
 
La historia humana no está definida por los credos ideológicos, sino por la capacidad de las sociedades para responder adecuadamente a sus problemas. Así, si la respuesta que la sociedad precisa es disminuir la demanda de la economía, propuestas orientadas a incrementar el sector público hundirán a esa sociedad. Pero si lo que requiere la sociedad es expandir la demanda, incrementar el rol del Estado traerá progreso.
 
Brasil escogió continuar con políticas de estímulo productivo que además permitan redistribuir mejor el ingreso. Esa receta es la adecuada para un país como Brasil cuya productividad laboral aún se encuentra por debajo de los países desarrollados de la OECD, además de ser una de las sociedades más inequitativas del planeta. Por lo tanto, los brasileños apostaron por políticas que van a superar sus problemas y los hará una nación con mayor progreso en las décadas por venir.
 
Estados Unidos escogió el camino conservador de menos estado y menos gasto público. Sin embargo, la única manera de superar el estado de postración en que se encuentra la economía norteamericana es estimulando la demanda interna y generando empleo. Y, a pesar de los conservadores, sólo el sector público puede generar esos empleos en la cantidad y calidad suficiente como para estimular la demanda. Menos gasto público en este momento significa mayor penuria económica. En resumen: EE.UU. le ha apostado a su estancamiento.