Viernes 17 septiembre 2021

Logo Central America Link

Economía 2011: lo bueno, lo malo y lo feo

Lunes 02 enero, 2012


Claudio M. de Rosa
La Prensa Gráfica, El Salvador

El gobierno del FMLN ha logrado un récord en la historia económica de El Salvador, al endeudarse $2,523 millones en la primera mitad de gestión, comparado con $1,095 millones de Saca y $1,233 millones de Flores...

La economía salvadoreña tuvo un desempeño débil en 2011, con un crecimiento real entre 1.2%-1.5%, mientras la inflación aumentó a 5½%, la mayor tasa desde 2008. Asimismo, El Salvador es el país que menos crece en Centroamérica por tercer año consecutivo. Además, como la expansión económica está por debajo de la tasa de crecimiento de la población (1.6% anual), el ingreso por persona también se deterioró por tercer año. Mirando hacia el interior de la evolución económica en 2011 se puede ver lo bueno, lo malo, lo feo y lo horrendo.

Lo bueno. El sector externo de la economía. Las exportaciones crecen más de 18% y totalizarán unos $5,275 millones en 2011, un récord histórico, logrado tanto por el empuje de los empresarios exportadores salvadoreños como por mejores precios de los productos tradicionales y mayor demanda de productos nacionales por nuestros principales socios comerciales (EUA y Centroamérica). También, al mejorar la economía estadounidense repuntó el empleo y las remesas crecieron 5.8%: totalizarán unos $3,630 millones. Además, El Salvador, al igual que en los ochenta, vuelve a recibir crecientes cantidades de donaciones, las que aumentaron de un promedio de $52 millones anuales entre 2006-2008 a $166.3 millones en 11 meses a noviembre de 2011. También destaca positivamente que la recaudación tributaria –a noviembre totalizó $2,929 millones– rondará los $3,260 millones (14.4% del PIB), unos $380 millones más que lo recaudado en 2010.

Lo malo. Mayores ingresos corrientes a noviembre apenas cubren el creciente gasto, con el agravante que el superávit de $63 millones no alcanza a financiar la contrapartida de la inversión pública y menos para pagar el principal de la deuda. Además, de este ingreso, $352 millones corresponden a “Contribuciones a la Seguridad Social”, que no debería tocar el gobierno central. Por tanto, las finanzas del Gobierno están en grave crisis.

Lo feo. No tener voluntad para contener el gasto público compulsivo y convertir al Gobierno en un saco roto, un ente insaciable que siempre requiere de más y más impuestos y más endeudamiento.

Leer más...